domingo 26.01.2020
Calendario apretado

Alonso confirma su participación en las 24 horas de Daytona

El piloto español arrancará la temporada en enero con las 24 horas de Daytona y tendrá un ajetreado verano con la cita de Le Mans entre los Grandes Premios de Canadá y Francia

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.

El Gran Premio de los Estados Unidos no cambió la negativa inercia de McLaren. El motor Honda, otra vez, dijo basta cuando Fernando Alonso pugnaba por la sexta plaza. El piloto español, desesperado, ha advertido de que partirá desde la última plaza en la próxima cita. Es por ello que, pese a las tres carreras que restan, el asturiano centra su mirada en un 2018 que se presenta ilusionante y esperanzador. La unidad de potencia de Renault, que los franceses deberán pulir para que cesen los fallos de fiabilidad que han lastrado este curso a Red Bull, podría dar un salto cuantitativo a los de Woking. 

Alonso anunció hace escasos días su renovación, en lo que fue un voto de confianza a los británicos, aunque sólo quiso extender una temporada más su contrato, siendo precavido. Sin embargo, la posibilidad de conseguir el tricampeonato no es lo único que está en la mente del español. Más allá del 'gran circo' Fernando tiene otros intereses que suscitan su atención de la misma manera. Este año quedó fascinado con las 500 Millas de Indianápolis y, aunque la próxima temporada no pueda repetir como refleja su nuevo contrato, sí hay otras pruebas en las que espera participar. 

Su primer objetivo son las 24 horas de Daytona, otro prestigioso evento estadounidense, donde este mismo jueves ha hecho oficial que competirá. McLaren está encantado con la presencia de Alonso en la escudería United Autosport, propiedad de su director Zak Brown. La carrera, de la que tanto se ha hablado en los últimos días, será en cambio un simple ensayo antes de las 24 horas de Le Mans, la cita célebre que el español quiere conquistar antes de abandonar los monoplazas junto a las 500 millas de Indianápolis. "Para ser el mejor de todos hay que ganar en otras categorías", mencionó recientemente el asturiano, que aspira a levantar esa 'triple corona'. 

La no coincidencia de ningún Gran Premio con estas dos pruebas bendicen la posibilidad de que Alonso pueda estar presente, tal y como también estipulaba su contrato. Sin embargo, el asturiano deberá duplicar esfuerzos como ya hiciera en menor medida el pasado año. Su calendario será extenuante. 

Las 24 horas de Le Mans se celebrarán en el mes de enero, cuando el español está acostumbrado a iniciar la pretemporada a finales de febrero. Para estar 'a tono' deberá adelantar su programa de entrenamiento y sacrificar casi todas sus vacaciones de invierno. Ejercicio diario y sesiones al volante, que le permitan llegar con un mayor rodaje que con el que se plantó este año en Indianápolis. Al acabar, apenas tendría tiempo de desconectar antes de subirse a su nuevo McLaren en Montmeló para comprobar las nuevas mejoras. 

Más difícil tendrá encuadrar las 24 horas de Le Mans, en pleno mes de junio. El español deberá presentarse a la cita en el único fin de semana libre entre el Gran Premio de Canadá y el Gran Premio de Francia. Desde el 15 de junio hasta el 8 de julio no tendría ni dos días de descanso consecutivos. Disputaría cuatro pruebas en apenas un mes, un sobre esfuerzo llamativo en un Mundial que contará con 21 pruebas. Llamativo, cuando hace sólo unos meses el asturiano amenazaba con la retirada si continuaban con el aumento de Grandes Premios. Lo que está claro es que a sus 36 años Fernando Alonso sigue con ganas de triunfar. 

Comentarios