viernes 03.07.2020
España 64-62 Turquía

Anna Cruz mete a España en semifinales con una bomba mágica

Las chicas de Lucas Mondelo se meten de lleno en la lucha por las medallas gracias a una maravillosa remontada en los minutos finales.

Anna Cruz logró una canasta imposible.
Anna Cruz logró una canasta imposible.

España superó a Turquía (64-62) en un encuentro agónico en el que las chicas entrenadas por Lucas Mondelo tuvieron que remontar en varias ocasiones. De hecho, a pocos minutos del pitido final, Turquía llegó a tener una ventaja de ocho puntos, pero en ese momento aparecieron Laura Nicholls y Anna Cruz en escena para poner las cosas en su sitio.

Alba Torrens perdió el balón en el último suspiro, cuando España solo tenía que dejar pasar los segundos en busca de la falta. Turquía no perdonó y restableció la igualada, pero Anna Cruz logró anotar sobre la bocina con una bomba inverosímil que conectó a la carrera a más de seis metros de la canasta, para evitar que el encuentro se marchase a la prórroga.

Las españolas habían realizado una gran primera fase en la que pasaron como segundas de grupo, solo superadas por la inaccesible selección de Estados Unidos. Sin embargo, en este partido tuvieron que sufrir mucho más de lo deseado frente a un equipo en el que Lara Sanders llevó todo el peso anotador.

La turca que milita en el Washington Mystics de la WNBA castigó el aro español desde el principio, hasta el punto de que Turquía se fue del primer cuarto con una ventaja de cinco puntos. De hecho, a España le costó mucho comenzar a anotar, aunque al inicio del segundo cuarto logró poner las cosas en su sitio gracias a un protagonismo coral en el ataque.

El rebote fue el factor decisivo

Las de Lucas Mondelo se marcharon al descanso con ventaja en el marcador (29-25) gracias a un incremento de la intensidad defensiva que secó por completo a las turcas. No obstante, Sanders regreso a escena en el tercer cuarto y las españolas volvieron a tener serios problemas para encestar, con lo que el encuentro llegó al último cuarto con cinco puntos de ventaja para Turquía.

Por momentos se veía a las españolas perdidas, pero cuando la ventaja llegó a ser de ocho puntos a falta de cuatro minutos para el final, las mejores jugadoras españolas aparecieron en escena. Laura Nicholls tiró del carro, pero fue Anna Cruz la que encestó la mayoría de las canastas y le dio la vuelta por completo al partido. En cambio, Torrens perdió un balón decisivo que casi condena a las jugadoras a la prórroga, pero Cruz encestó una bomba imposible para desatar el delirio de todas las chicas.

En cualquier caso, España no ganó el partido de casualidad, ya que el rebote fue el factor decisivo para mantener a España con vida. Astou Ndour (la mejor en valoración del encuentro), Laura Nicholls y Alba Torrens se cansaron de recoger balones de los aros, aunque el desacierto en el tiro de tres casi les cuesta la eliminación.  En semifinales espera Serbia, que logró derrotar a la potente Australia en cuartos. 

Comentarios