jueves 09.04.2020
POLéMICA

Piqué pierde los papeles con la Guardia Urbana

Los problemas del central fuera del campo empiezan a tener más protagonismo que su papel como futbolista. "Me tenéis envidia porque soy famoso", les dijo

Gerard Piqué.
Gerard Piqué.

Gerard Piqué tiene 27 años, pero por su dilatada trayectoria y la lista de líos que acumula da la sensación de que es todo un veterano del fútbol. Sin embargo, en los últimos tiempos la fama de Piqué va aumentando al mismo tiempo de que su nombre se oye cada vez menos entre los defensas más valorados del mundo.

Piqué tiene motivos para estar contento en lo personal. Su relación con Shakira va viento en popa y espera su segundo hijo, pero en lo profesional pasa por un momento delicado. Esta temporada solo ha sido titular en cuatro ocasiones y parece que Luis Enrique no le considera titular. Mascherano y Mathieu están claramente por delante de él en la rotación.

Además, su presencia en la diada catalana y su renuncia a la selección en el mes de septiembre le han colocado en el ojo del huracán. Le acusan de falta de compromiso con ‘la Roja’, aunque él se defiende como puede. Sin embargo, parecía que la polémica en torno a su persona se cerraba definitivamente tras el último encuentro que jugó en el combinado que dirige Vicente Del Bosque y sus palabras en rueda de prensa.

No obstante, este domingo volvió a protagonizar otra escena que hará que su atención se vuelva a desviar del fútbol durante los próximos días. Según publica La Vanguardia, el futbolista azulgrana y su hermano protagonizaron un incidente a las 2.30 de la madrugada, al salir de la discoteca Catwalk en la zona del Port de Barcelona.

Marc Piqué fue multado por una infracción de tráfico y el campeón del mundo no se lo tomó del todo bien. De hecho, la discusión con los dos agentes de la Guardia Urbana que detuvieron al vehículo se saldó con una acusación de falta de respeto y desobediencia leve a la autoridad.

Según la diligencia de la Guardia Urbana, se dio el alto al coche de Marc Piqué po "llevar 15 minutos parado en el carril bus que hay en la calle Trias Fargas, entorpeciendo la circulación de los taxis que tienen parada en esa misma zona". Sin embargo, lo más llamativo de todo fueron las frases que Gerard les dedicó a los agentes cuando salió del coche.

"Me tenéis envidia porque soy famoso", "esta multa la va a pagar tu padre", "sois una vergüenza, me da asco vuestro trabajo y la Guardia Urbana es una puta vergüenza", "voy a hablar con tus jefes y se te va a caer el pelo" y "sois unos chulos y os creéis los amos del mundo por llevar ese uniforme y multar a la gente", fueron las lindezas que el ‘3’ del Barça le dedicó a los agentes.

Además, cuando los dos hermanos volvieron al vehículo, los agentes le dieron a Marc la multa por la ventanilla. Gerard le quitó el papel de las manos, hizo una pelota con él y lo tiró a los pies de los agentes. Después, los dos se fueron al Casino de Barcelona, que se encuentra a pocos metros del lugar donde se produjo el incidente, donde se encontraron con unos amigos.  

loading...
Comentarios