martes 17.09.2019
Los agentes no detuvieron al agresor

Los Mossos recomendaron al que rompió la nariz ir al médico para acreditar sus heridas

Los mossos que acudieron al llamamiento de una mujer que acababa de ser agredida, con la nariz rota, por retirar lazos amarillos, no detuvieron al agresor. Es más, le aconsejaron a él "acudir a un centro médico para acreditar sus lesiones"

Los Mossos recomendaron al que rompió la nariz ir al médico para acreditar sus heridas

A las 11.55 horas, Lidia paseaba con su marido y con sus tres hijos de entre 4 y 7 años por Barcelona. Los niños estaba retirando lazos de color amarillo y tirándolos al suelo y G. que pasaba cerca comenzó a recriminar de malas maneras su acción porque "estaban ensuciando la ciudad".

Lidia contestó a G. por la manera en la que estaba hablando a sus hijos. En ese momento G. comenzó a insultar a Lidia diciendo que "se marchara a su país" y recriminándola que retiraran lazos de color amarillo y ensuciaran la ciudad.

En un momento dado G. "dio un puñetazo en la cara a Lidia". Su marido cogió del cuello a G. para defender a su mujer. La gente que en ese momento estaba en los alrededores comenzó a reclamar la presencia de la policía mientras G. se alejaba del lugar de los hechos. Lidia y su familia comenzaron a perseguir a G.

Entonces llegaron los agentes, que no llegaron a ver la agresión, y Lidia fue trasladada al Hospital del Mar para ser atendida de sus lesiones. Presentaba un fuerte golpe en la cara, estaba inflamada y amoratada y con la nariz aparentemente fracturada.

G., el agresor, tenía arañazos en el cuello y los brazos y los Mossos le aconsejaron "acudir a un centro médico para acreditar sus lesiones". El marido de Lidia y los niños no presentaban ninguna agresión.

Los Mossos recomendaron al que rompió la nariz ir al médico para acreditar sus heridas