martes 15.10.2019

Los hospitales de Madrid, sin plan para el ébola

Madrid aún no tiene un plan hospitalario de emergencia ante un posible brote del ébola. Las autoridades sanitarias, en constante comunicación con las organizaciones profesionales solo insisten en dos cosas: protocolos y calma. Los sanitarios aseguran que “todo es improvisación”

Hospital Carlos III. | Gtres.
Hospital Carlos III. | Gtres.

Los responsables de Sanidad y las organizaciones profesionales de Madrid están manteniendo reuniones constantes, pero de ellas no sale ningún plan: “Solo nos piden calma. No hay preparación inminente de un plan en los hospitales contra el ébola”, aseguran fuentes a Estrelladigital.es uno de los representantes de las organizaciones profesionales. Cinco pacientes ingresados a la espera de resultados analíticos que determinen si están contagiados y una auxiliar de enfermería infectada por ébola, pero la Consejería de Sanidad madrileña, por el momento, no ha anunciado a los profesionales sanitarios un plan de emergencia para frenar un posible brote de la enfermedad.

“Como seguimos improvisando puede ser que ahora estén pensando en preparar más cosas. Pero hay improvisación siempre. Ha habido improvisación cuando decidieron que La Paz iba a ser hacerse cargo de la alerta sanitaria de ébola, ha habido improvisación cuando vino el primer caso, cuando vino el segundo y así seguimos. Lo mismo están pensando en aislar a los pacientes que presenten fiebre y que hayan estado en contacto con el virus pero no lo sabemos”, explica a Estrelladigital.es una profesional del Hospital La Paz.

Según los trabajadores de los centros médicos, el gobierno regional no ha dado nuevas órdenes y desconocen si la Administración pretende acondicionar habitaciones para convertirlas en zonas de aislamiento en el caso de que se detecten nuevos casos. “La estrategia a seguir ahora no la sabemos y no tenemos conocimiento de ella. Ellos sabrán que hacer con el personal que tienen a su cargo y a quién van a mandan al hospital Carlos III. Sé que están intentando contratar a gente para enviarla allí. Pero coger a gente con un contrato de quince días… ¿Quién va ir? Como es todo improvisación lo normal es que digas que no”, asegura la profesional.

Las organizaciones del sector sanitario también desconocen sí se van a llevar a cabo nuevas vías de actuación y afirman que el departamento que dirige Javier Rodríguez se limita a pedir calma para evitar la alarma social. “Madrid entero es un rumor. Ha habido un encuentro entre los responsables de los sindicatos con la Consejería de Sanidad y no se ha comentado nada de esto. Lamentablemente solo insisten en que sigan los protocolos y piden tranquilidad a la población. Nosotros creemos que está habiendo una mala gestión informativa de este tema tanto por parte de la Administración central como de la autonómica”, asegura un portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores. El secretario del sector de Sanidad de UGT, Julián Ordóñez, también confirma que “de momento no hay una preparación inminente” y que la solución pasa por “la rehabilitación del Hospital Carlos III”. “Así no tendríamos estos problemas de los enfermos o de los posibles enfermos y que pueda darse la situación de que estén esparcidos por todos los hospitales de Madrid”, añade.

Por su parte, la gerencia del Hospital de Alcorcón ha reaccionado dos días después del ingreso de Teresa Romero, y ha dado nuevas órdenes, aunque acatadas con desconfianza por parte del personal médico. De hecho, según trabajadores del hospital, se niegan a marcharse a casa si presentan el mínimo síntoma y están dispuestos a permanecer en cuarentena en el centro para proteger a sus familiares. Por otro lado, han recibido un cursillo formativo de una hora de duración y los responsables han repartido el procedimiento de actuación ante un caso de atención a pacientes con sospecha de enfermedad. Sin embargo, la dirección ha solicitado trabajadores voluntarios para atender a posibles nuevos casos, pero ningún trabajador se ha presentado. Finalmente la selección se llevará a cabo de forma aleatoria y por sorteo.

Desde AMYTS lo tienen claro y consideran que todavía quedan pendientes aclaraciones para detectar la causa del contagio.  “No ha habido un fallo, ha habido una cadena de fallos. Hay que saber qué ocurrió durante los seis días que no fue atendida. Hasta dentro de veinte días no sabremos las consecuencias del traslado de esta señora en una ambulancia convencional, su atención en un hospital con biombo de tela, etc. Se han hecho muchas cosas mal y eso es evidente”.

Comentarios