Jueves 22.11.2018
Basado en un hecho real

El heroico rescate de un Súper Puma español en Afganistán pasa de la realidad a la gran pantalla

Es la primera película española que cuenta un acontecimiento vivido por militares españoles en la historia reciente. Se sitúa en 2012, cuando las tropas españolas estaban desplegadas en el Afganistán de la guerra contra los talibanes. Los propios militares españoles toman parte de la cinta

Agosto de 2012. Un grupo de militares españoles tienen una misión que cumplir: conseguir sacar del desierto afgano, en una localización rodeada de insurgentes, un Súper Puma accidentado que iba a rescatar a dos soldados heridos estadounidenses. En solo 16 horas, dos Chinook españoles consiguen rescatar al personal militar y al helicóptero, una de las desconocidas proezas de los militares españoles que ahora el cine lleva a la gran pantalla con el realismo de los propios soldados y los medios del Ejército de Tierra.

'Zona hostil', que se estrenará el 10 de marzo en 250 salas por todo el país y se ha rodado completamente en España, convierte el desierto de Tabernas de Almería en un paraje en mitad de la nada en Afganistán; el campo de maniobras de la Legión en Viator pasa a ser un pueblo afgano que acaba de sufrir un ataque y un reconocido elenco de actores españoles se convierten en los protagonistas de un hecho que ocurrió hace apenas cuatro años: los militares de las Fuerzas Armadas que consiguieron rescatar el helicóptero Súper Puma.

De hecho, en la película son los propios protagonistas los que pilotan el helicóptero que realiza el rescate y han sido ellos los que han contado en primera persona cómo sucedieron los hechos a los actores que interpretarían su papel.

Quizá por eso, y el realismo de los medios y asesoramiento del Ejército de Tierra y el Ministerio de Defensa, hasta los militares que han visto la película han salido gratamente sorprendidos. “Les ha gustado y, sobre todo, se sienten reconocidos, en el sentido de que se identifican con los personajes que aparecen en la película y con cómo actúan. Hemos conseguido que la identificación sea real”, explica el productor ejecutivo de la película Javier López Blanco a Estrella Digital.

Todo comenzó cuando el comandante de Infantería Francisco Antonio Barbancho escribió la historia del rescate del ‘helo’ español en la ‘Revista Ejército’. Es el protagonista real de la historia que convenció a los mandos del destacamento español en Afganistán de que había que recuperar al Súper Puma de una patrulla de evacuación médica (MEDEVAC) que se accidentó en mitad del desierto. El helicóptero iba a rescatar a dos soldados estadounidenses heridos por un IED (un artefacto explosivo improvisado) a 50 kilómetros al norte de la ciudad afgana de Bala Murghab. Los productores leyeron el artículo y lo vieron claro: había una película que contar.

Apoyo con medios del Ejército de Tierra

Los helicópteros Chinook, Súper Puma y los impresionantes Tigre de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra son protagonistas en la película, piezas fundamentales para el rodaje y para el realismo que quería transmitir Adolfo Martínez, el director que se estrena con esta producción española. “Este tipo de películas solo son posibles si colaboras con el Ejército, aquí y en cualquier otro país.  Nos pusimos en contacto con el Ministerio de Defensa y a partir de ahí comenzó una colaboración de dos años y medio bastante intensa y desde nuestro punto de vista muy satisfactoria”, ha explicado el productor ejecutivo de la película Javier López Blanco.

Pero el realismo está también presente en la actuación de los actores, que se ‘empotraron’ en las unidades militares a las que pertenecían sus personajes. “Durante 15 días tuvieron instrucción militar, la genérica: cómo se saludan los militares, los grados, cómo se maneja un arma. Luego cada uno de ellos se fue una semana con la unidad a la que pertenece su personaje en la película”, explica López Blanco. La mimetización con los personajes fue tal que los que se instruyeron con los ‘lejías’ (legionarios) acabaron llamando ‘pistolos’ (militares del Ejército de Tierra no legionarios) al resto, cuentan desde el rodaje.

Y para más verosimilitud, en la película hay militares que hacen sus 'cameos'. “Hay muchos militares que participan en la película, algunos con un papel importante, como el brigada Casado, que va en uno de los helicópteros y es el que organiza el rescate. Es uno de los militares que entrenaron a los actores y fueron ellos los que nos pidieron que le hiciéramos una prueba para la película”, explica el productor ejecutivo.

 

El asesoramiento militar ha sido fundamental, tanto que ha llegado a influir en el propio guion . “En todo momento hemos contado con el asesoramiento del coronel retirado de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército José Allué. Él nos iba indicando cómo se comportarían, cómo actuarían, cómo se saludarían… en una situación real. Así hemos conseguido que las escenas fueran lo más realistas posible, porque es lo que transmite veracidad”, según explica López Blanco.

‘Zona hostil’ se convierte así en la primera cinta que se atreve a contar un episodio bélico de la historia reciente de las Fuerzas Armadas españolas, un paso que puede abrir muchas puertas a este tipo de cine en España. “Tenemos un ejército moderno, constitucional, absolutamente imbricado en la sociedad y no hay ninguna razón por la que no se pueda hacer una película sobre ellos –una o varias”, indica el productor de Tornasol Films. “En todos los países de Europa es normal que hagan películas del ejército y hechos de armas. España era una excepción. No hay ninguna razón por la que no hacer una película y así la hemos hecho”, sentencia.

El heroico rescate de un Súper Puma español en Afganistán pasa de la realidad a la gran...

Comentarios