Lunes 23.07.2018
Riñe al rival por sus críticas

Soraya recoge el guante de Casado: habrá debate

 

 

 

 

 

Pablo Casado y la presidenta de honor de la AVT, Ángeles Pedraza
Pablo Casado y la presidenta de honor de la AVT, Ángeles Pedraza

La candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho que acepta el "debate" que le ha propuesto Pablo Casado, que el debate no le supone "ningún problema", está acostumbrada a hacerlo en el Parlamento y "con quienes van a ser nuestros adversarios en unas elecciones" y aquí ha citado a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

La candidata sí ha reprochado a Casado que pida los debates a través de un periódico y le ha dicho que deberá cambiar "esa dinámica". Sáenz de Santamaría se ha referido así a la propuesta de Casado, recogida en una entrevista en ABC, en la que pide debatir con la candidata y ganadora de la primera vuelta porque el "debate de ideas" es una "necesidad" en el partido.

Santamaría ha recordado a Casado que los debates son para "confrontaciones ideológicas con adversarios" y en el PP, ha insistido hay que plantear debate "como diálogo para el acuerdo".

Intercambio de reproches

Debía referirse así Soraya a los reproches que Casado ha hecho en las últimas horas al anterior gobierno popular. No estoy aquí "para conseguir un cargo ni para hacer lo mismo con los mismos", ha dicho el candidato a la Presidencia del PP Pablo Casado en referencia a Soraya Sáenz de Santamaría.

Casado cada vez se siente más seguro y va más lejos. Se ha permitido criticar al anterior Gobierno popular por su aplicación del artículo 155 en Cataluña. Pero el dardo iba para su rival Soraya Sáenz de Santamaría: "la operación diálogo con Cataluña fue un fracaso".

"Los que ya han estado al frente del gobierno durante 8 años y hemos llegado a la situación en la que estamos, nos han echado del Gobierno, seguimos con un conflicto en Cataluña como el que vimos ayer y tenemos los mismos problemas que se tienen que resolver de manera distinta", ha dicho Casado.

No es de recibo, ha añadido, que se hable de cargos cuando los problemas son otros, Cataluña, la economía, las víctimas del terrorismo, ya que si el PP quiere volver a gobernar tiene que hacer "todo lo que no se ha hecho, aplicar el 155 de forma adecuada, bajar impuestos, acompañar a las víctimas", y ser "un partido ganador sin bisagras y sin depender de nadie.

De lo que se trata, ha explicado Casado, es de refundar el centro derecha en España, y volver a ser el partido de los 11 millones de votos, pero no con un proyecto que ha estado al frente del gobierno durante 8 años y "ya se ha visto a dónde nos ha llevado: nos han echado con una moción de censura, y el problema catalán sigue ahí".

En caso de no resultar elegido presidente del PP, Casado trabajará "de forma leal y sin pedir nada a cambio", pero ha reiterado que no se ha presentado para conseguir un cargo, y "si alguien se ha presentado para seguir en el poder, no es mi caso". Ha rechazado la propuesta de Santamaría de ocupar la Secretaría General a cambio de ir al Congreso con una lista única.

Respecto a si unirá fuerzas con la candidata que ha quedado en tercera posición, María Dolores de Cospedal, ha indicado que con ella le unen "valores y una estructura de partido con la que se siente identificado".

En todo caso, Casado espera "contar con todo el mundo", ya que el resto de candidatos tiene su "máximo respeto" y comparte con ellos "una idea de España.