sábado 17/4/21

Estrella Digital

"NO NOS VAN A PARAR"

Los neonazis vuelven por Navidad

El grupo de ultraderecha 'Hogar Social Ramiro Ledesma' vuelve a la carga. Tras ser desalojados de un edificio en el barrio de Tetuán en el que repartían alimentos solo para españoles, los neonazis han ocupado la antigua sede del Ministerio de Trabajo, en el distrito de Chamberí

Fachada de la antigua sede del Ministerio de Trabajo ocupada por un grupo de ultraderecha. | Iker Aizpuru
Fachada de la antigua sede del Ministerio de Trabajo. | Iker Aizpuru

Nada hace presagiar que tras las puertas de la antigua sede del Ministerio de Trabajo en el distrito de Chamberí se esconde un grupo de neonazis que ha ocupado el edificio. Los vecinos no saben nada y cruzan por delante del inmueble sin reparar en las actividades que se desarrollan en el interior. “No tengo ni idea, vivo dos portales más allá y no sabía nada de esto”, asegura una mujer que reside en el barrio. 

La puerta del garaje se abre de vez en cuando, sale y entra gente a cuenta gotas. Algunos son los mismos que este verano ocuparon una nave en el barrio de Tetuán, otros tienen el rostro cubierto para evitar ser identificados. Los miembros del grupo de extrema derecha, bautizado con el nombre ‘Hogar Social Ramiro Ledesma’, vuelven a la carga. Pero esta vez sin exhibiciones y sin símbolos, solo un cartel sencillo de tamaño mediano con el nombre 'Hogar Social Madrid'.

“Seguimos con las mismas actividades que hacíamos en Tetuán. Somos más de sesenta. Repartimos comida. Siempre hay gente dentro y de momento no ha venido la Policía”, asegura uno de los miembros a este diario. Una bufanda negra le cubre prácticamente toda la cara, viste con una chaqueta oscura con una bandera de España en la espalda, se resiste a dar más información y regresa al interior del edificio. Cierra con llave.

Se trata de la segunda ‘okupación’ neonazi en Madrid. El pasado mes de agosto el colectivo ultra se instaló en una nave de la calle Juan Olía, en pleno corazón del barrio de Tetuán. Allí pusieron en marcha sus actividades que ahora pretenden continuar en Chamberí: ofrecer cobijo y repartir comida a los más desfavorecidos con la condición de que sean españoles. Finalmente, tras varias semanas de asentamiento, fueron desalojados el 19 de septiembre por la Policía Nacional a través de una orden judicial. La Asamblea Popular de Tetuán y varias plataformas de vecinos mostraron su rechazo y protestaron contra la presencia del grupo en el distrito por provocar y discriminar puesto que cerca de un 20% de población es inmigrante.

Además, el juez recibió la denuncia de la entidad propietaria y un informe policial en el que se explicaba la necesidad de expulsarlos lo más rápido posible debido a los incidentes ocurridos desde la llegada de los neonazis al barrio. Pero poco antes del desalojo, los miembros del colectivo ultra aseguraron que no pararían hasta encontrar otro lugar donde poder ejercer su función. Y lo han cumplido.

En un vídeo publicado el pasado domingo en la plataforma Wouzee, una de las portavoces defiende que han decidido ‘okupar’ “un antiguo edificio ministerial que estaba abandonado para reivindicar el despilfarro del Estado”. En las imágenes aparecen tres miembros de la organización con la misma sudadera en la que se distingue el logo del colectivo ultraderechista. Aseguran que han vuelto para seguir con su labor de reparto de alimentos para los españoles “más necesitados” y que por el momento están “ayudando” a más de cincuenta familias: “Hemos demostrado que ni el Estado ni los antifascistas nos van a parar, si nos echan, volveremos”.

Por su parte, la Coordinadora Antifascista de Madrid convocó el pasado domingo una concentración en las puertas del edificio ocupado bajo el lema “¡Fuera fascistas de nuestros barrios! Contra el nuevo ‘Hogar Social’ fascista del MSR”. Sin embargo, la Delegación del Gobierno de Madrid desautorizó la protesta.

Comentarios