domingo 17/10/21
VI Conferencia de Presidentes en el Senado

El Gobierno y el PP, convencidos de que se alcanzarán "acuerdos concretos"

Rajoy ha advertido a los líderes regionales, interesados en un nuevo modelo de financiación autonómica, que la recaudación no va bien. Es la primera vez que este cónclave se celebra sin la presencia de todos los presidentes autonómicos. Puigdemont y Urkullu han declinado la invitación

Foto de familia de la VI Conferencia de Presidentes con Felipe VI. | Senado
Foto de familia de la Conferencia de Presidentes en el Senado.

La VI Conferencia de Presidentes ha arrancado sin más novedad que la prevista: las notables ausencias del líder catalán, Carles Puigdemont, y el vasco, Íñigo Urkullu. Aunque ambas autonomías han estado representadas en la habitual foto de familia con la 'senyera' y la 'ikurriña', que se han colocado junto al resto de las banderas.

No obstante, el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha aprovechado la ausencia de su presidente autonómico para advertir a los catalanes que en este cónclave el encargado de defender sus intereses será el Gobierno de España. "Esta ausencia es un desaire a los españoles, a Rajoy, al resto de presidentes autonómicos, pero sobre todo a los siete millones de catalanes", ha insistido Albiol durante una comparecencia ofrecida en los pasillos del Senado mientras los presidentes autonómicos y el Gobierno nacional deliberaban sobre los asuntos que tienen previsto llegar a un acuerdo.

El líder 'popular' catalán ha reprochado a Puigdemont haber dejado a los catalanes "huérfanos". "Mientras el resto de presidentes discuten los intereses de sus vecinos el presidente catalán está encerrado en su búnker, dando vueltas a sus mesa en vez de defender los intereses de los catalanes. No nos merecemos a un presidente que nos margina", ha insistido el catalán, que ha querido "tranquilizar" a sus representados dejando claro que "hoy" sus intereses los defenderá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Xavier García Albiol, ha comparecido en el Senado en el marco de la VI Conferencia de Presidentes. | Senado

Albiol cree que Puigdemont no está en Madrid en esta jornada tan importante porque "busca un imposible": "tener el beneplácito y la simpatía de una propuesta irrealizable como es un referéndum que pretende la división de España". "Esto sólo es una excusa, porque hoy debería de estar defendiendo las muchas necesidades de Cataluña. En el último año, Puigdemont ha demostrado que es un presidente que no cree en la mayoría de su población. Ha convertido en invisible a la más de la mitad de Cataluña", ha zanjado el líder 'popular', convencido de que Cataluña se beneficiará de lo que en este cónclave se acuerde.

Esta es la primera vez, desde que José Luis Rodríguez Zapatero creara este tipo de encuentros en 2004, que los catalanes y los vascos no están representados por sus máximos dirigentes territoriales. Una importante muestra del momento tan delicado por el que atraviesan las relaciones del gobierno central con dos de sus autonomías históricas.

Unas relaciones que siempre han sido delicadas, pero que la anterior mayoría absoluta de Mariano Rajoy acabó de resquebrajar. Hoy, su actual minoría parlamentaria le ha obligado a reconducir estas relaciones a marchas forzadas. Para ello nombró a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, máxima responsable de esta tarea. Este martes, de hecho, preside este encuentro junto a Rajoy.

Desde 2012 los presidentes autonómicos no se reunían con Rajoy en un encuentro de estas características. Entre los objetivos de los líderes regionales se encuentra defender sus posiciones en lo que respecta a materias tan importantes como son la financiación autonómica o la educación.

"Se espera algún acuerdo concreto"

De hecho, éstas son materias en las que al final de la jornada podría producirse algún tipo de anuncio concreto. Fuentes conocedoras de estas negociaciones aseguran que esta conferencia, a diferencia de las anteriores, en las que sólo se expresaban buenos deseos, sí habrá "algún acuerdo concreto". Eso sí, sobre financiación autonómica, una de las cuestiones estrella de los diez puntos en los que se ha estructurado el esquema de la cumbre, lo máximo que se espera es que todos acuerden la constitución de una mesa para encauzar el diálogo a este respecto.

El presidente del Gobierno ha aprovechado su discurso a puerta cerrada para dar una clase magistral de macroeconomía a los presidentes autonómicos. Según fuentes gubernamentales, Rajoy ha insistido en que "estamos saliendo de la crisis económica, pero aún hay desequilibrios". En este sentido, el presidente ha insistido en que hay que "avanzar en empleo y recaudación".

De hecho, Rajoy ha advertido de que la recaudación no va bien. Según el presidente del Gobierno, la recaudación está 20.000 millones por debajo de la cifra de 2007, mientras el gasto en pensiones ha subido en 40.000. Además, existen "compromisos ineludibles" con Bruselas y hay que seguir reduciendo el déficit público.

Mensajes muy importantes que el líder 'popular' ha querido trasladar a los líderes regionales, cuya principal preocupación es la financiación autonómica. De hecho, los datos ofrecidos por Rajoy, sin duda alguna, menguan el margen de maniobra de las administraciones. Algunas comunidades autónomas, como Madrid, ya han dejado claro dónde hay que dar la batalla: la dependencia, donde creen que la financiación es insuficiente. 

Tras una intensa mañana deliberatoria, y tras un almuerzo de hora y media en la biblioteca del Senado, se iniciará la segunda sesión de la jornada, donde está previsto que se cierren los acuerdos concretos que posteriormente serán anunciados en rueda de prensa, primero por el presidente del Gobierno, en la sala Clara Campoamor de la Cámara alta, y después por los distintos presidentes autonómicos. 

El Gobierno y el PP, convencidos de que se alcanzarán "acuerdos concretos"
Comentarios