miércoles 16/6/21
JOSé MOTA

"En esta época todo el mundo se reduce su caché para poder trabajar"

El humorista vuelve desde el próximo viernes a tener un programa semanal en TVE con 'José Mota presenta...'

José Mota, caracterizado de Jordi Évole.
José Mota, caracterizado de Jordi Évole.

-¿Cuáles van a ser las novedades más importantes de 'José Mota presenta...'?

-El eje central del programa es la propuesta de tratar la realidad como personaje mío propio, José Mota cuenta al espectador qué le ocurre en su vida cotidiana. Con cámara en mano introduzco las viñetas de situaciones de carácter real que luego me van a ocurrir, como visitar al urólogo. Se asume que cuando abro la puerta del plató eso es ficción, y por tanto son dos mundos distintos. Es una propuesta que nos parecía fresca y es un reto, a ver si somos capaces de contarlo como lo sentimos. 

-¿Con la sección 'El Objetivillo de Ana Pastorcilla' quiere captar el "voto" de los niños?

-La verdad es que es una sección que nos da mucho juego, no sólo por el hecho de que quien me entreviste sea una niña, que ya de por sí el que lo haga ella es bonito y tierno, sino porque a través del mundo de los niños descubrimos que a éstos les interesa que les solucionen sus problemas los políticos. A través de ese mundo de lo pequeño contamos lo grande. 

-¿Le han inspirado por tanto sus hijos?

-No, yo es que recuerdo ser niño y pensar que "los adultos piensan que como soy niño no pienso". El mundo de los niños no es pequeño, es distinto, pero igual de grande que el de los adultos. Tendría que ver las propuestas que hace Anastasia, a la que descubrimos accidentalmente por casting, todos nos reímos mucho con ella. El tener el mundo de los niños reflejado no lo quería perder porque conscientemente no quería despegar a los chavales de ver mi programa con sus padres. 

-Otra novedad es que estrena guionistas. ¿Van a percibir los espectadores ese cambio en su humor?

-No sé en qué medida, no sabría cuantificarlo. Lo que sí puedo decir es que estoy muy feliz con este equipo, como en su momento fui muy feliz con el equipo que tuve y que ahora no han podido estar por dirigir otros proyectos. Todo lo que sea incorporar gente nueva está bien porque también hay propuestas que lo son, y eso está bien. En general hay un desembarco generalizado de gente nueva en casi todos los espacios y está bien que ocurra esto, es ilusionante. También ha coincidido que mi vuelta era deseada tanto por TVE como por mí, y eso siempre desprende ilusión. 

-¿Y para esa vuelta ha tenido que reducirse mucho el caché para adaptarse a los presupuestos de TVE?

-TVE me hizo una propuesta y yo dije que sí. En esta época todo el mundo se reduce su caché para poder trabajar, así que por qué yo no iba a poder rebajarme el mío.

-Ha pasado ya más de un año desde su último programa semanal. ¿Cree haber aprovechado ese tiempo?

-Sí claro, estuvimos pensando en la propuesta a hacer, y además estuve trabajando desde agosto del año pasado en lo de Nochevieja, porque queríamos desembarcar en TVE con algo así aunque luego la verdad es que nos sorprendió la reacción de los medios y de cómo la gente acogió el especial. Tuvo unas críticas como las que nunca había tenido en mi vida. 

-¿Qué paso realmente para que no cuajara su proyecto tan ambicioso en Telecinco?

-Mi relación con Telecinco es estupenda, pero quizás el que te pongan en medio de la semana es ir al frente de otra manera, porque hay consumo mayoritario de ficción y tú en medio eres una isla. Yo creo que los programas de sketches o variedades están mejor ubicados en parrilla los fines de semana y ellos no pudieron ponerlo porque ya había otros que estaban ocupando esa franja. 

-¿Puede calificarse entonces de mala experiencia?

-No, todo lo contrario, porque el haber estado compitiendo entre semana, intentando sacar músculo, me ha enseñado mucho.

-¿Y qué fue de esa serie de ficción que iba a hacer?

-Las series de ficción llevan un proceso de tiempo muy largo y nosotros empezamos pero se dilató en exceso, y no por culpa de nadie porque la cadena también tiene sus tiempos. Por eso llegamos al acuerdo mutuo de dar por finalizado el contrato, pero sin ningún mal rollo. 

-¿Se puede decir que TVE es más su "casa"?

-Bueno, yo estoy en TVE como en mi casa, pero en Telecinco me he sentido super bien, no tengo el menor problema. Probablemente en el futuro podamos volver a trabajar juntos. De hecho yo volví el otro día al espacio de María Teresa Campos y me ha llamado Sandra Barneda para ir al suyo, y voy a ir. Mi relación con Telecinco es excelente. Paolo Vasile, conmigo, se ha portado bien.

-Después de estos últimos éxitos, ¿ha llegado a pensar que tendría que haber puesto punto y final a Cruz y Raya antes?

-No, yo lo hice en el momento en que vitalmente me apetecía hacerlo, y a Juan igual. Quizás 18 años o 19 son muchos, pero pasamos momentos maravillosos juntos, alguno no tan bueno, como en todas las relaciones. Lo que pasa es que llegó un momento en que nos aburría un poco todo y ambos anhelábamos hacer cosas por separado. Para mí el momento adecuado fue ese porque me vino lo de 'Los productores', con el que me hicieron hasta una nominación como Mejor Actor de Teatro para 'Fotogramas'. No había ningún motivo por el que me hubiera tenido que separar antes. Lo que sí tengo que decir es que Juan y yo dejamos Cruz y Raya siendo el programa más visto del viernes. 

-¿Y se lleva tan bien con él como con Paolo Vasile?

-Eso es otra cosa igual. Juan vino a mi programa de Nochevieja y en éste, si a él le apetece venir pues yo gustoso porque tengo que decir que estuvo muy brillante y yo tengo una buena relación con él. 

Comentarios