Martes 22.01.2019
Televisión

Presiones a Telefónica para que haga más rico a Roures

Derechos de fútbol a precios desorbitados o cambio de estrategia ese es el reto al que se enfrenta Telefónica, ante las presiones de Clubes y Gobierno

Roures
Roures

El fútbol se ha convertido en un castigo para las operadoras, y para Telefónica en primer lugar. Es un activo que las empresas de telefonía ya no son capaces de rentabilizar. El precio de compra de los derechos de Liga y Champions no se corresponden con el comportamiento de los usuarios y sus demandas.

El Consejo de Administración de Telefónica ha decidido no hacer a Roures más rico de lo que es. Si se pide por la Champions lo mismo que se pidió por la liga, telefónica cambiará de estrategia y seguirá a los consumidores: más series y menos fútbol.

Salvo en el caso de los dos grandes clubes, el futbol cotiza a la baja, lo ha hecho ya en todos los mercados europeos, y ahora son las series las que se imponen en los paquetes que venden las operadoras.

La liga de fútbol: se subastó por tres años, que terminarán en el próximo campeonato 2018-2019. Roures se hizo con los derechos por los que pagó 1.900 millones de euros, que luego revendió a Telefónica por 2.400 millones. Un pelotazo sobre el que el actual presidente ejecutivo, Alarez Pallete, ya  expresó su desagrado.

La presiones sobre Telefónica no se han hecho esperar

También presionan a Telefónica el Real Madrid y el Barça, los principales beneficiarios del mercado y que tienen interés en conseguir que el mercado de la televisión siga dopado.

La Champions es el espacio de mercado de ambos clubes españoles. Roures ha pagado cuatrocientos millones más de lo que pagara en el trienio anterior, superando algo los mil millones. Sin Telefónica y pelotazo, Roures, se quedaría tocado. Por el contrario, si se compra, Telefónica no detendría la sangría de gastos sin contrapartida.

El Gobierno se ha colocado más al lado de los clubes que de Roures, pero a Mariano Rajoy, y a su vicepresidenta, tampoco le molesta mantener los pelotazos de Roures, a pesar de sus varias traiciones catalanas que no han gustado mucho en la Moncloa. Fererras, por otra parte, suma a Madrid y Moncloa – y ha mantenido el pulso en los informativos de la sexta. Cosa, dicen, que no ha gustado del todo a Roures, pero que ahora rentabilizaría.

Los derechos del fútbol cotizan a la baja frente a las teleseries

La Moncloa apuesta por el fútbol, aunque eso quiere decir que no mira mucho al mercado. Todas las operadoras apuestan por las teleseries, cuya demanda ha aumentado y alcanza mayor rentabilidad que el fútbol.

Tanto Movistar, Vodafone como Orange tratan de ganar abonados a sus plataformas de televisión de pago gracias al fútbol. Sin embargo, la tasa tasa de penetración de la televisión de pago que publica la CNMC no crece lo suficiente.

Los paneles del regulador muestran, como se ha apuntado, un crecimiento de los canales de series, patrimonio de las nuevas plataformas, frente a los operadores tradicionales.

Un 35,3% de los encuestados por la CNMC, asegura que ve televisión de pago por series, mientras la televisión por los contenidos deportivos se contrata por un 30,5%.

Esa es la reflexión que hace Telefónica a quien no le importaría cambiar su estrategia de video, como ocurre con el resto de las operadoras.