lunes 17.02.2020
ECHE Y BUSTA

Unos cuerpos fruto del gimnasio

Mientras disfrutan de sus vacaciones en el norte de España, David aprovechó la oportunidad para seguir poniéndose en forma

Paula Echevarría y David Bustamante, de vacaciones. | Instagram
Paula Echevarría y David Bustamante, de vacaciones. | Instagram

David Bustamante y su mujer Paula Echevarría siguen paseando su amor por España. En esta ocasión, tras abandonar la isla de Ibiza, donde han disfrutado de unos románticos días de descanso y relax.

El matrimonio, que se dio el 'sí, quiero' hace ya ocho años en Covadonga, vive en permanente 'Luna de Miel' y aprovechan al máximo los descansos musicales de Bustamante para estar juntos. En esta ocasión, viajaron hasta la tierra de la actriz. Como cada año por estas fechas, siempre encuentran un hueco en sus respectivas agendas para estar con sus familias que viven en el Norte. La pareja cumplió su sueño de ser padres con la llegada al mundo de Daniela en agosto de 2008 y aunque siempre han manifestado sus deseos de tener familia numerosa, parece que ambos prefieren esperar un poco para darle un hermanito a la pequeña Daniela.

De momento, siguen felices con su historia de amor y presumiendo por los distintos rincones de nuestro país de lo felices que son juntos. Paula, que es una mujer muy familiar, no descuida a su gente e intenta siempre que puede viajar a su tierra.

Acudió al gimnasio, su cuerpo es fruto de la constancia y el entrenamiento

Tras varios días de diversión en Ibiza, ya disfrutan del paisaje del Norte de España. Mientras Paula y la pequeña Daniela estaban en casa, el cantante aprovechó la mañana para ponerse en forma. Se dirigió a un gimnasio que frecuenta cuando se encuentra por allí.

Igual que los buenos vinos, Bustamante mejora con los años. Poco o nada queda de la imagen que el artista paseaba en 2001 por los pasillos de 'Operación Triunfo', la academia que lo lanzó a la fama. Ahora el cantante puede presumir orgulloso de una figura más tonificada fruto de la constancia, el entrenamiento y una buena alimentación.

Comentarios