Sábado 22.09.2018

¡Saca a tus hijos a la naturaleza! De mayores te lo agradecerán

Los niños deben interiorizar la importancia de vivir en un entorno saludable, conectar con la naturaleza y disfrutar al aire libre

Naturaleza
Naturaleza

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), los niños españoles de entre cuatro y doce años de edad pasan casi mil horas anuales delante de las pantallas del televisor, del ordenador o de juegos electrónicos. Esto supone una media de veinte horas diarias en espacios cerrados.

Tan solo uno de cada cuatro niños juega a diario al aire libre. Una cantidad aún menor en las grandes ciudades. A este respecto, la AEP recomienda que los niños estén en contacto con la naturaleza, y que jueguen al aire libre. De esta forma los más pequeños se alejan de hábitos pocos saludables, tales como el sedentarismo, y se disminuye la probabilidad de consumir alcohol y drogas durante la edad adolescente.

¿Por qué es tan importante la naturaleza en el desarrollo de los más pequeños?

Son innumerables las ventajas que tiene ese cambio de hábitos para los niños, tanto a nivel físico como mental. Al estar más tiempo al aire libre y en contacto con la naturaleza, se mejora el control de las enfermedades de tipo crónico, tales como la diabetes, el asma, etc.

Además, contribuye a la prevención de la adicción al alcohol y las drogas, disminuyen los problemas de conducta y se favorece el desarrollo neurocognitivo. Estos son tan solo algunos de los beneficios de que los niños estén en contacto con la naturaleza y pasen más tiempo al aire libre.

El objetivo: preparar a los profesionales para crear ambientes saludables

Bajo el lema “Mejorar la salud de los niños, protegiendo el planeta” el nuevo Comité de Salud Medioambiental creado por la AEP pretende dotar, sobre todo a los pediatras, pero también a los profesionales sanitarios y al personal relacionado con el cuidado y crianza de los pequeños y adolescentes, de aquellas herramientas que necesitan para crear ambientes saludables para los más pequeños.

Con la creación de este comité se pretende dar respuesta a la necesidad de establecer actuaciones basadas en la evidencia científica que procure una mejor salud infantil, y de la población en general.

El medioambiente, un concepto íntimamente ligado a la salud

Desde el comité se defiende que “salud, enfermedad y medioambiente son un trinomio indisoluble”. En este sentido, se ha apuntado también a que las medidas que favorecen la salud, protegen también el planeta, y viceversa.

Por ello, los niños deben interiorizar la importancia de vivir en un entorno saludable, conectar con la naturaleza y disfrutar al aire libre. Los más pequeños tienen la oportunidad de disfrutar de muchas actividades organizadas que promueven estor valores, como las excursiones Islas Cíes barco para centros escolares.

Viajes en barco

El papel del nuevo tipo de sociedad en la salud de las personas

El progreso y la industrialización han provocado un cambio de escenario muy importante en lo relativo a la salud de las personas.  Las enfermedades carenciales e infecto-contagiosas que tanto preocupaban hace algunos años han perdido importancia, debido al aumento de patologías que por aquel entones resultaban impensables. Se trata de dolencias relacionadas con el entorno en el que se vive hoy día, especialmente tóxico y contaminado.

Los niños son también los más vulnerables a este tipo de enfermedades. A pesar de que se diagnostiquen posteriormente, las enfermedades crónicas de los adultos, tanto a nivel respiratorio como cardiovascular, tienen su origen en muchas ocasiones en la infancia y la adolescencia.

Datos nefastos sobre la mortalidad infantil relacionada con el entorno

Más de cinco millones de niños de entre cero y catorce años de todo el planeta, procedentes la mayoría de países en vías de desarrollo, fallecen cada año a causa de enfermedades que guardan una relación directa con el entorno en el que viven.

Lo cual no significa que los países occidentales estén al margen de estas nefastas consecuencias, ya que por ejemplo, en estos se han duplicado las patologías respiratorias. Tal como se ha recordado desde la propia AEP, el 10% de los niños en España va al colegio con un broncodilatador en la mochila junto con su bocadillo, cuando esta enfermedad era muy poco recuente hace años.

Por desgracia, la contaminación del aire, el agua y el suelo no solo afecta a las enfermedades pequeñas de los niños, sino que guarda relación con patologías alérgicas, neoplásticas, neurocognitivas, endocrinológicas, de conducta y también cardiovasculares. La obesidad también es considerada una enfermedad de tipo medioambiental.

La influencia del ambiente sobre las mujeres embarazadas

No hay que olvidar tampoco las consecuencias que el ambiente tiene sobre las mujeres en estado, así como sobre sus futuros bebés. Desde el Comité de Salud Medioambiental se ha señalado que la polución incrementa el riesgo de prematuridad y peso bajo de manera más consciente. Además, una de cada diez mujeres embarazadas se encuentra expuesta al humo ambiental del cannabis habitualmente, un neurotóxico de lo más potente.

La mitad de las mujeres embarazadas aspiran humo de tabaco, cannabis o las dos sustancias. Y entre el 45% y el 60% consume alcohol durante la gestación, lo cual puede provocar enfermedades respiratorias y trastornos neurológicos y neurocognitivos a los futuros hijos, entre otros.

 

Comentarios