martes 22/9/20

Implantología dental: descubre todo lo que debes saber

Gracias a las nuevas tecnologías las visitas al dentista son mas llevaderas.

estrelladigital
estrelladigital

Gracias a los implantes dentales, todos aquellos que por algún motivo hayan perdido alguna pieza dental tienen una novedosa y eficaz solución a su problema. Este tratamiento se encuentra muy extendido, de forma que todo el mundo tiene acceso a él.

Tiempo atrás, la necesidad de hacerse un tratamiento dental podía ser causa de angustia e incluso pánico, pero las nuevas técnicas láser hacen que haya menos motivos para alarmarse. Cuando comienza el reemplazo de la pieza perdida, el especialista coloca otra de características similares, de forma que cuando finaliza el proceso, el paciente puede lucir una sonrisa nueva y radiante.

No obstante, se trata de una técnica que requiere conocimiento y profesionalidad. Razón por la cual, es fundamental ponerse en buenas manos a la hora de realizarla. Lo mejor es recurrir a expertos cuya pericia esté más que constatada, como los que se pueden encontrar en las Clínicas Cleardent.

¿Qué partes tiene un implante dental?

El implante dental es una prótesis que se compone de tres piezas firmemente unidas entre ellas.  Estas se fijan a la mandíbula a través de una cirugía, de modo que al finalizar el tratamiento, se pueda recuperar una sonrisa que en nada tiene que envidiar a la original. Las tres piezas son un tornillo, una corona y un muñón.

Es fundamental que el especialista instruya al cliente en el proceso que conlleva el implante dental, el cual consta de un engranaje diseñado de forma que pueda quedar firme en la mandíbula.

¿Cuáles son las fases que conforman el tratamiento?

Pues bien, para cumplir este objetivo, dicho proceso se conforma por tres etapas, que en conjunto tienen una duración de seis meses. Dicho período se denomina oseointegración o proceso de integración.

La primera etapa consiste en un diagnóstico mediante el cual se busca pronosticar posibles complicaciones, así como la inspección de cualquier anomalía que se pueda registrar en la zona a tratar. Sirve también para determinar todo lo que guarda relación con las características del diente que se debe trabajar. Una vez concluida esta etapa, se coloca una prótesis temporal material que se sustituirá después por el implante seleccionado para que se quede fijo.

A continuación llega la segunda etapa, que puede durar dos e incluso tres meses, durante los cuales el cirujano constata que la prótesis se mantiene firme en hueso, y ha formado una cicatriz en el área, cumpliendo así con la oseointegración. Se vigila que el organismo no produzca ningún rechazo, porque en ese caso habrá que retirar el implante dental y dar comienzo al mismo de nuevo.

Finalmente llega la tercera etapa, que es la definitiva, en la cual el cirujano coloca en la mandíbula una corona dental de cerámica prácticamente idéntica a la que se debe reemplazar.

La vida útil de un implante dental es de 20 años aproximadamente, si bien se puede prolongar siempre que se supervise de manera responsable. Tan solo hay que asegurarse de seguir al detalle los cuidados que se recomiendan para su cuidado. Por otro lado, cabe destacar que los implantes en Cleardent cumplen con todas las garantías requeridas para un tratamiento como este, de forma que el cliente puede tener la total tranquilidad de que volverá a lucir la mejor de sus sonrisas una vez finalizado el mismo.

¿De qué depende el precio de un plan de tratamiento en implantología?

El implante dental suele ser de titanio. Como se sabe, es la raíz del diente y lo que se fija en la mandíbula para colocar después la corona protésica sobre él. Pues bien, este es uno de los principales costes de un tratamiento de implantología dental, si bien no el único.

Por otro lado está la corona protésica, que es la simulación de la pieza dental que se coloca sobre el implante de titanio. Estas coronas se fabrican en materiales bastante semejantes al diente natural, tales como la porcelana o el zirconio. Se trata del “diente postizo” en sí, el que podrá ver el cliente una vez colocado. Su precio final va a depender del tipo de material que finalmente se elija. La porcelana es más económica que el zirconio.

El aditamiento protésico, conocido también como “atache”, es necesario para un encaje correcto entre el implante y la corona, ayudando a fijar y unir el armazón de la prótesis dental con los pilares de los dientes. En est caso el material se fabrica también para cada prótesis, y el precio varía, si bien es aconsejable apostar por la calidad siempre en los implantes dentales.

Existen otros costes necesarios a la hora de iniciar un proceso de implantología dental, que guardan relación con la extracción del diente y los problemas que pueden surgir después. Estos costes son variables y dependen del paciente y del precio que la clínica ofrezca.

 

Comentarios