lunes 1/3/21

Cómo elegir la superficie de juego más adecuada para pistas deportivas

Las superficies de juego deportivos han evolucionado mucho desde que en España comenzara a expandirse, haya por principios de los años 60, las actividades deportivas y dejaran de ser exclusivas de la elite o un fenómeno de masas.

En esos principios fue el gran momento de el pavimento poroso Tennisport, constituido por un aglomerado de piedra con ligantes, sobre una base de grava, lo convierte en un pavimento flotante, cuya superficie queda nivelada en su totalidad, esto es posible por su principal característica, una permeabilidad del 99 %, que unido a un moderado coste de construcción y a un muy bajo coste de mantenimiento hicieron de esta empresa un referente en la construcción de instalaciones deportivas.

Este es el pavimento perfecto para, comunidades de vecinos, centros escolares, parques públicos, centros deportivos, también constituye la base ideal para otras superficies de juego. Como el césped artificial y la tierra batida sintética.

Esta superficie fue la preferida hasta bien entrada la década de los 90.

Ya a finales del pasado siglo el deporte se había democratizado y el pádel estaba de moda, anteriormente la mayoría de pistas eran de tenis, con este “nuevo” deporte, llegaron dos superficies válidas para otras actividades, el césped artificial y las resinas sintéticas.

El césped artificial, por sus características se ha convertido en el terreno preferido para pádel, y futbol, menos reconocimiento tiene en tenis a pesar de ser completamente apto para su uso.

Formado a partir de un tejido de base al que se teje la fibra con la altura y densidad deseada, y posteriormente se fija mediante un adhesivo por el reverso. Este producto se ha adecuado también para usos decorativos en jardines, rotondas, campos de golf.

La instalación deportiva debe realizarse sobre una base firme, siendo el pavimento poroso Tennisport la más indicada por planimetría y permeabilidad, también se admite el montaje sobre solera de hormigón y base asfáltica.

Es el acabado más demandado en instalaciones de pádel, futbol sala exterior, futbol 7 y 11. Apto para tenis, a ello contribuye una buena calidad de bote y trazabilidad, confort de uso y bajo coste de mantenimiento.

Las resinas sintéticas de base acrílica llegaron para instalarse en lo más alto de los acabados, su alta calidad de juego, bote y trazabilidad, así como las posibilidades de color que ofrecen las convierten en uno de los mejores productos para tenis y pistas multideportivas.

Sobre una base de asfalto o de hormigón semipulido, se aplican diferentes capas de resina en función al destino de uso y la calidad requerida, ésta va desde un mínimo de 3 a un máximo de 6.

Las resinas acrílicas compuesta de microgranos de alta densidad, pigmentados en la masa y estructurados en profundidad son especialmente indicadas en centros deportivos, escolares y club deportivos de alto rendimiento, el mantenimiento no es muy alto aunque requiere la aplicación periódica de las dos últimas capas del acabado (entre 5 y 8 años de uso).

Finalmente llegamos a los sistemas de tierra batida, este producto exclusivo de tenis, es indicado solo en club deportivos de alto nivel dado el alto mantenimiento que requiere y los costes de construcción.

No obstante, Tennisport ha integrado dentro de su gama de producto un sistema sintético de tierra batida, partiendo sobre una pista de base dura (poroso, asfalto, hormigón) se instala una moqueta que integra el marcaje y se cubre con arena de sílice coloreada, el sistema reconocido por la federación de tenis es equiparable a una pista de tierra batida tradicional, dejando el mantenimiento reducido a un 10 % y manteniendo las características principales de la tierra.

De este modo el acceso a una superficie de la máxima calidad es posible a mayor número de usuarios, fomentando el deporte, favoreciendo la cantera de deportistas de primera línea.

Contacto:

Tennisport Instalaciones Deportivas S.L.

https://twitter.com/tennisportid

91 894 77 08

tennisport.es

Comentarios