sábado, julio 20, 2024
- Publicidad -

El TC ampara a una mujer que fue sometida a un cacheo con desnudo integral

No te pierdas...

La Sala Segunda ha dictado una sentencia en la que estima el recurso de amparo de la mujer, anula los autos impugnados y ordena una investigación eficaz y exhaustiva dirigida al esclarecimiento de los hechos denunciados, porque entiende que se ha vulnerado el derecho de la mujer a la tutela judicial efectiva, en relación con el de no ser sometida a tratos degradantes.

La mujer denunció ante los juzgados de Badajoz haber sido sometida a un innecesario y vejatorio cacheo con desnudo integral durante su detención policial, acordada judicialmente por otro juzgado de la ciudad, como autora de un supuesto delito de desobediencia.

Al respecto, la titular del Juzgado de Instrucción 4 de Badajoz solicitó el atestado policial, que se identificara a la agente que practicó el cacheo e informara sobre su necesidad y el protocolo.

El informe policial indicaba que en ningún momento se ordenó que se desnudara integralmente a la detenida, quien entregó al juzgado grabaciones de audio que había realizado desde que fue detenida hasta que ingresó en el calabozo policial.

Pero la jueza señaló que las grabaciones no ponían de manifiesto «que la misma fuera vejada, humillada o insultada de forma alguna por el funcionario policial jefe con el que habló, ni con el resto de los agentes, a los que se les oye interactuar con ella -y con la menor (su hija de dos años) – con absoluto cariño».

Es más, añadió sobre la estancia en comisaría que «se actuó con especial delicadeza y en cierta forma se tuvieron con ella deferencias que no se tiene con el resto de detenidos, quizás por lo delicado de su situación y las especiales circunstancias concurrentes», en alusión a su hija.

Por ello, la jueza sobreseyó la denuncia tras considerar que la investigación había sido suficiente, que los hechos denunciados no habían quedado debidamente acreditados ni, de haberlo sido, serían constitutivos del atentado a la integridad moral denunciado.

En sus recursos ante el juzgado y la Audiencia de Badajoz, la mujer solicitó que, a la vista del resultado de esas grabaciones, se oyera presencial a la agente que practicó el registro para que explicara las indicaciones que a ella se le atribuían, según las cuales «debía quitárselo todo» para el cacheo.

Pero los órganos judiciales rechazaron esta petición por entender no acreditada la práctica del cacheo y, en todo caso, por considerarla una actuación policial ordinaria prevista en los protocolos policiales de detención.

Agotada la jurisdicción ordinaria, la mujer acudió en amparo ante el Constitucional, que en su sentencia razona que «la investigación realizada de la conducta policial considerada por la recurrente como excesiva y atentatoria a su dignidad no fue suficiente, en tanto no facilitó el adecuado esclarecimiento de los hechos denunciados».

El tribunal de garantías entiende que, con la aportación al juzgado de las grabaciones de audio realizadas por la demandante, el sustento fáctico de la denuncia inicial resultaba verosímil; esto es, constituía una sospecha razonable fundada en datos objetivos.

La sentencia, ponencia del magistrado Cándido Conde Pumpido, señala que «era relevante intentar esclarecer si se practicó o no un registro corporal con desnudo integral y, en caso afirmativo, determinar con qué finalidad y hasta qué punto era una medida proporcionada a las circunstancias concurrentes».

Y concluye recordando que esta modalidad de registro corporal puede llegar a acarrear un sufrimiento de especial intensidad o provocar una humillación o envilecimiento del sujeto pasivo y constituir, por tanto, un trato vejatorio y degradante, prohibido por la Constitución. EFE

 

A.M.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -