martes, diciembre 6, 2022

El juez deja a un paso de juicio al cura de Manyanet con pornografía infantil

Un juez ha dejado a un paso de juicio por tenencia de pornografía infantil al rector de una parroquia de Barcelona a quien el informático de la escuela religiosa Pare Manyanet, de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia, localizó un millar de archivos pedófilos en el ordenador.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, el titular del juzgado número 7 de Barcelona, que en mayo pasado ya prohibió al rector mantener ningún tipo de actividades con menores, concluye la instrucción, una vez se ha comprobado que el religioso acumulaba en su ordenador unas mil fotografías y 400 vídeos con imágenes pornográficas con menores de edad, así como otros 152 archivos parecidos en su móvil.

El juez considera que lo descubierto en la instrucción de este caso podría ser constitutivo de un delito de producción, distribución y tenencia de material pornográfico de menores, por lo que pide a las partes que en el plazo máximo de diez días formulen su escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o bien soliciten el sobreseimiento.

En su resolución, que se puede recurrir, el magistrado también indica a las partes que «excepcionalmente» pueden pedir la práctica de diligencias complementarias que consideren «indispensables» para poder tipificar los hechos.

El religioso J.C.V., de 63 años de edad, fue detenido por los Mossos d’Esquadra el pasado 16 de marzo, después de que el técnico informático de la escuela religiosa Jesús, Maria i Josep del barrio de Sant Andreu, conocida como Pare Manyanet, denunciase a la policía que había localizado archivos pedófilos, bajados de internet, en el ordenador que el párroco le dejó para que lo reparara.

La Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia de Barcelona, a la que pertenecen el centro educativo y la parroquia, abrió un expediente al párroco, pero también al informático, por considerar que atentó contra la intimidad, la privacidad y la imagen del religioso «de manera injusta e injustificada».

El expediente al informático, que se acabó archivando, detallaba que era la escuela Jesús, Maria i Josep la que debía decidir las medidas a adoptar para evitar que este trabajador «perjudicara» a los miembros de la comunidad educativa o «volviera a cometer» hechos que podrían ser constitutivos de infracción y de delito.

A raíz de la apertura este expediente, el colegio religioso impuso cautelarmente teletrabajo al informático, que tenía contrato fijo y que se cogió la baja por ansiedad.

Los Mossos d’Esquadra se pusieron tras la pista del caso al recibir un mensaje directo en sus redes sociales por parte del informático, advirtiendo de que el párroco podía disponer de imágenes pornográficas de menores, que localizó cuando el religioso le dejó el ordenador para que lo reparara.

En el ordenador del párroco, los Mossos localizaron 39 gigas con vídeos con contenido pedófilo, bajados de internet, por lo que detuvieron al religioso como presunto autor de un delito de posesión de pornografía infantil, si bien en un primer momento desde la Congregación negaron que se le hubiese arrestado.

El informático, según detalló en su expediente el responsable de la unidad de cumplimiento normativo de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia, consideró que las imágenes que localizó en el ordenador del párroco podrían comportar algún tipo de delito, por lo que lo entregó a los Mossos sin que éste lo supiera ni tampoco avisó a la dirección del centro, que se lo recriminó.

No obstante, poco después de trascender públicamente que se había expedientado al informático, la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia dio marcha atrás, lo archivó y le acabó mostrando su apoyo, al tiempo que la escuela Pare Manyanet prometió que revisaría sus protocolos de protección de la infancia.

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias