domingo, abril 21, 2024
- Publicidad -

El motivo por el que María Teresa Campos no hizo testamento

No te pierdas...

Neus Hilari
Neus Hilari
Escribo sobre influencers, belleza, moda y todo lo que tenga que ver con personalidad y personalidades. Cuando no escribo, estoy leyendo alguna revista del corazón o viendo algún reality, mi placer culpable.

Si una figura se hizo leyenda de la comunicación con la irrupción de las cadenas privadas de televisión en los noventa, esa fue María Teresa Campos. La periodista malagueña se convirtió en la «reina de las mañanas» al irrumpir en la televisión matinal en 1996 con su programa ‘Día a día’, emitido en Telecinco hasta 2004.

Con sus programas matinales, «la Campos» no solo creó un género comunicativo, sino que también amasó una gran fortuna, gracias a su trabajo diario: según Semana, la presentadora ganó 3 millones de euros por temporada en sus trabajos tanto en Telecinco como en Antena 3.

Con estas cifras, cabría pensar que las propiedades de la periodista en el momento de su fallecimiento eran numerosas. Sin embargo, según adelanta la revista Semana, la comunicadora dejó una mermada herencia en el momento de su muerte y sin testamento, ya que nunca quiso hacerlo por un curioso motivo.

La reducida herencia de María Teresa Campos

Sabiendo el elevado caché de María Teresa Campos en su mejor época, es normal pensar que la presentadora invertiría su fortuna para obtener beneficios o dejar una holgada herencia en el futuro. Y así lo hizo durante años: la comunicadora compró un impresionante chalé en Las Rozas (Madrid) por dos millones de euros, y que apareció precisamente en el reality ‘Las Campos’, que rodó con sus hijas Carmen y Terelu.

Además, poseía también un lujoso ático en Pozuelo y dos viviendas en Málaga. Sin embargo, a partir de 2017, empezó a vender todas estas propiedades y, hasta sus últimos días, vivió de alquiler en Aravaca, en un piso muy cerca a la residencia de Terelu. De la gran fortuna de María Teresa, en el momento de su fallecimiento solo queda una de las casas de Málaga que, según la revista Semana, consta de 200 metros cuadrados y está valorada en 900.000 euros.

Herencia María Teresa Campos
Carmen y Terelu son las herederas legítimas de María Teresa Campos, al no haber hecho esta testamento – Mediaset

Una propiedad que serán Terelu y Carmen, sus hijas, quien decida qué hacer en el futuro, debido a que ambas son las herederas legítimas de su madre, ya que María Teresa no dejó testamento en vida.

La superstición: el motivo por el que María Teresa Campos no dejó testamento

A pesar de que en un principio se dijo que Gustavo, fiel chófer de María Teresa Campos y con quien tuvo una estrecha relación a lo largo de su vida, había quedado fuera de la herencia de la comunicadora, a la hora de la verdad esta no hizo nunca testamento.

El motivo es, si más no, sorprendente, ya que la presentadora no hizo nunca testamento en vida por superstición, ya que consideraba que hacerlo era «como llamar a la muerte». «Teresa era muy supersticiosa y por eso nunca quiso hacer testamento (…) Estaba tranquila porque sabía que sus hijas, que era a quienes quería dejar sus bienes, eran sus legítimas herederas», corrobora a la revista Semana una fuente muy cercana a la periodista.

De este modo, al no haber ningún documento redactado con sus últimas voluntades, las herederas legítimas de la comunicadora son sus hijas: Terelu y Carmen Borrego.

Sin embargo, María Teresa Campos no se olvidó de Gustavo en vida, ya que su chófer durante 34 años terminó siendo como un hijo para ella. Según informa el portal ‘El Confidencial’, María Teresa se preocupó de que Gustavo tuviera un sueldo holgado durante años, seguramente superior al que requerían sus obligaciones de chófer.

Además, la presentadora se llevó en numerosas ocasiones al chófer de viaje con ella y en vida le dio «regalos muy generosos» ya que la comunicadora lo consideraba como «el hijo que nunca tuvo», tal y como ella misma manifestó en numerosas ocasiones.

Aparte de asegurar una vida cómoda a Gustavo en vida, María Teresa también se preocupaba porque el chófer tuviera un buen futuro profesional en el momento en que ella ya no necesitara tanto de sus servicios. Así pues, un testimonio aportado por ‘El Confidencial’ afirma que mientras la presentadora estaba al frente de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’ insistía en que «se fuera a la parte técnica y aprendiera».

Esta relación tan fraternal terminó cuando la presentadora enfermó de su demencia, según ha contado Ainhoa, la novia de Gustavo en el plató de ‘GH VIP’, donde aseguró que «cuando ella [María Teresa Campos] se pone malita, todo se olvida y todo queda atrás». Estas palabras confirmarían los rumores sobre la fría relación entre Gustavo y las hijas de «la Campos», algo que su nieta Alejandra ha negado rotundamente: «Gustavo es un trabajador de mi abuela al que se ha tratado como familia», afirmó recientemente.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -