miércoles, febrero 21, 2024
- Publicidad -

El castigo de Carlos III a Harry y Meghan: Adiós a Frogmore Cottage

No te pierdas...

A pocas semanas de la coronación de Carlos III de Inglaterra, la familia real británica vive de polémica en polémica. Ahora, el Rey ha decidido arrebatar a su hijo menor el disfrute de la coqueta casa de Frogmore Cottage. La que fuera residencia de Harry y Meghan desde poco después de su boda pasará ahora a manos del príncipe Andrés, hermano de Carlos.

Para los Duques de Sussex la casa de Frogmore Cottage era muy especial, como han contado en su documental de Netflix y en la controvertida biografía de Harry. Literalmente la denominaban «un sueño hecho realidad». Allí vivieron los primeros meses de su hijo Archie, antes de tener que hacer las maletas y huir a Canadá en enero de 2020.

Tras su marcha del Reino Unido la pareja seguía manteniendo Frogmore Cottage como refugio, aunque desde entonces solo han regresado tres veces en tres años.

Ahora, tras tomar las riendas después del fallecimiento de la reina Isabel II, Carlos de Inglaterra se ha visto obligado a reordenar los presupuestos de la familia. Entre los más afectados, su hermano Andrés, que vio reducida su asignación tras sus últimas polémicas por su supuesta implicación en el caso Jeffrey Epstein.

En un momento histórico de crisis donde la monarquía británica apuesta por la austeridad, Carlos no podía permitir que su hermano Andrés siguiera viviendo en el imponente Royal Lodge. De este modo, la salida más fácil ha sido destinarle a la residencia casi vacía de los Duques de Sussex: Frogmore Cottage.

Harry y Meghan dejarán Frogmore Cottage este verano

Harry2
Harry y Meghan deberán desalojar su domicilio británico de Frogmore Cottage a principios de verano de 2023 / Instagram

Un portavoz de la fundación Archewell de Harry y Meghan ha confirmado a los medios británicos que el Rey habría hablado con su hijo y su nuera el pasado mes de enero para pedirles que abandonaran definitivamente su residencia de Frogmore Cottage.

El desalojo se producirá, según los medios británicos, a principios de verano, por lo que sería justo después de la coronación de Carlos III.

El periodista inglés Omid Scobie, que sigue de cerca a Harry y Meghan, asegura que el hijo de Carlos y Diana está muy preocupado por su seguridad. Literalmente la casa de Frogmore Cottage era el único sitio en el que él y su familia se sentían a salvo.

Sus jardines, que contaban con numerosos estanques llenos de cisnes, eran uno de los lugares favoritos del mundo para Harry, tanto que, antes de uno de sus viajes cuando era militar, llegó a dejar escrito en su testamento que quería que le dieran sepultura allí si le sucedía algo.

Esta casa de campo inglesa del siglo XVII fue durante tres siglos el refugio preferido de la realeza británica y escenario en 2017 del anuncio de compromiso de Harry y Meghan.

La pareja invirtió en la reforma de Frogmore Cottage dos millones de libras al casarse en 2018, un importe que devolvieron a las arcas públicas tras dejar la Corona dos años más tarde.

Además, ahora que ha salido a la luz que Harry ha sido amenazado de muerte por AlQaeda, cobra más sentido que el príncipe viaje con protección privada y que siga luchando porque el gobierno británico le brinde a él, su esposa y sus hijos el mismo nivel de protección oficial que tenía antes de alejarse de la Familia Real.

Tras la mudanza de Harry y Meghan a Canadá y después a Estados Unidos, Frogmore Cottage no siempre ha estado vacía. Durante una temporada fue la residencia de su prima Eugenia de York y su marido Jack Brooksbank, con quienes siempre han tenido una excelente relación, y que vivieron allí mientras esperaban a su primer hijo.

Ahora, la casa pasará a manos del príncipe Andrés, padre de Eugenia y patito feo de la Familia Real, ahora que su madre, la reina Isabel II, ya no está para protegerlo bajo sus alas.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -