martes 11/5/21

Estrella Digital

Can Barça, sucursal de la T.I.A.

La sucesión de Joan Laporta en la presidencia del Fútbol Club Barcelona en las elecciones del próximo año han convertido Can Barça en una sucursal de la T.I.A. con los superagentes pacotillas de Mortadelo y Filemón haciendo chapuzas de las suyas, algo así como las que le costaron a Ramón Calderón la presidencia del Real Madrid por culpa de las trampas de tres al cuarto del 'clan de los Nanines'.

Los compañeros del El Periódico de Catalunya publicaron ayer en rigurosa exclusiva que cuatro de los cinco vicepresidentes azulgranas de la llamada línea continuista fueron investigados por una agencia de detectives privados contratados por el club y sin que Laporta, últimamente más preocupado en buscarse las habichuelas como líder independentista, tuviera conocimiento de ello.

Una chapuza que el Barça ha admitido como suya bautizándola como 'auditoria de alto riesgo' y que a buen seguro generará en problemas institucionales de impredecibles consecuencias.

A partir de ahora los culés de palco y tribuna que aspiren a suceder a Laporta se lo tendrán que pensar mucho antes de saltar a la arena electoral. Su vida privada y profesional puede ser investigada en busca de cualquier asunto conflictivo que pudiera utilizarse en contra suya durante el proceso que desbancará a Joan Laporta.

¿Qué pensará Pep Guardiola? ¿Y la plantilla? ¿Verán a partir de ahora a 'mortadelos' y 'filemones' siguiéndoles los pasos por todas partes? Y todo ello en plena etapa de bonanza y felicidad del barcelonismo de a pie disfrutando con un equipo aupado al liderato de la clasificación y con la calidad del fútbol que, poco a poco, se va asemejando al que le llevó a la conquista del histórico triplete a pesar del independentista presidente y sus 'nanines'.

Comentarios