sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

¿Qué hay detrás de las elecciones del Estado de México? Los intereses en juego

No te pierdas...

Durante las próximas semanas, el reino de España y sus empresas tendrán sus ojos puestos en los pormenores de un peculiar proceso electoral del otro lado del océano atlántico; en específico en los comicios para elegir gobernador del Estado de México, la entidad más poblada del país con el mismo nombre (con 12.6 millones de electores), cuyos resultados determinarán muy seguramente a quien relevará en 2024 a su presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Los intereses de la península ibérica se han visto comprometidos en el continente americano con el arribo a la presidencia de México, hace más de cuatro años, de López Obrador y de su llamada Cuarta Transformación; éste es un político que, en su peculiar ideología, pretende hacernos pagar a los españoles los agravios que presuntamente se cometieron con su pueblo en la época de la conquista.

Más allá de la intención permanente de AMLO por obligar al gobierno y Corona española a pedir una disculpa a México por lo que él considera un periodo de vejaciones, su administración desterró recientemente a la empresa energética Iberdrola, además de que marginó a bancos como BBVA y Santander de la puja por la compra de Banamex, la institución emblema del sistema bancario mexicano.

La política de hostilidad hacia los intereses de España parece que se mantendrá en éste y el siguiente sexenio; pues el panorama de la sucesión se perfila muy probablemente hacia la continuidad; esto a menos de que los partidos y fuerzas de oposición logren vencer al partido oficial, llamado Morena, en la contienda electoral del Estado de México: la última aduana antes de llegar a la gran elección presidencial.

Una victoria de Morena, el partido de AMLO, en el denominado Edomex significará prácticamente su triunfo en las elecciones federales del siguiente año y, por el contrario, una derrota incrementará las posibilidades de una alternancia en el gobierno, luego de demostrarse que el movimiento del presidente que se considera “el más popular (o mejor dicho populista) de la historia de México” no es invencible.

Entre las figuras más interesadas en que la candidata de Morena en el Edomex, Delfina Gómez Álvarez, resulte victoriosa se encuentra la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (capital del país) y aspirante del mismo instituto político a la presidencia, Claudia Sheinbaum Pardo; puesto que considera a este proceso como una oportunidad para demostrar que sabe ganar elecciones, luego de que su partido fue derrotado en los comicios intermedios de su ciudad en el 2021.

Adicionalmente, a Sheinbaum Pardo le interesa mandar el mensaje de que una mujer con el perfil de Delfina Gómez puede llegar a los más altos puestos de gobierno, sobre todo una mujer que ha sido criticada por ser víctima de violencia de género (los movimientos de la candidata son controlados en su totalidad por sus coordinadores de campaña: Horacio Duarte e Higinio Martínez) y al mismo tiempo victimaria (como responsable de Educación Pública, Delfina canceló Estancias Infantiles y Escuelas de Tiempo de tiempo completo en detrimento de la población femenina).

En ese sentido, la Jefa de Gobierno ha rebasado los límites de la Ciudad de México y hace campaña en sus tiempos no laborales en el territorio del Edomex; específicamente, y de acuerdo con la programación estratégica de Morena, Claudia Sheinbaum es responsable de promover el voto para Delfina en 16 municipios de ese estado, que representan una población de 2 millones, 917 mil 995 habitantes, casi el número de electores que requiere Morena para ganar la elección.

Los cálculos dicen que el número mágico, con el que cualquiera de las dos candidatas (Delfina Gómez por Morena y Alejandra del Moral por la alianza PRI, PAN y PRD) puede ganar la gubernatura de la entidad, es 3 millones de votos; esto en un escenario de baja participación —menos del 50% del padrón de 12.6 millones de electores—. De ahí que en Morena se tiene claro que, invariablemente, la victoria o derrota en la elección se le cargarán a Claudia Sheinbaum.

En números, si bien las encuestas publicadas en los últimos días otorgan ventaja a la candidata de Morena, la brecha entre las contrincantes se ha venido reduciendo desde los tiempos de campaña; además, los analistas recuerdan que Morena fue derrotada también en las elecciones intermedias del Edomex y que esta victoria le dio a la alianza el control de 79 municipios en la entidad, contra 36 que hoy gobierna el partido de Delfina Gómez. La esperanza para España se mantiene más viva que nunca.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -