sábado, diciembre 10, 2022

Las orgías y bacanales de Oxfam con menores

No se sabe todavía si en las habitaciones donde se llevó a cabo todo sonaba de hilo musical el 'Living la vida loca' de Ricky Martin, pero lo que está claro es que los que allí soltaban el dinero se la dieron pero bien. 'Celebrar' que 300.000 personas han muerto y que miles de familias se han quedado sin hogar con una orgía, con prostitutas y hasta con menores, no parecía estar hasta ahora en el decálogo de mejores juergas del planeta. 

Lo que ocurrió el 12 de enero de 2010 en Haití, cuando la isla sufrió un devastador terremoto, con epicentro a 15 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, ahora puede que no sea nada comparado con la que allí montaron altos cargos de la ONG Oxfam Haití, los protagonistas de las citadas orgías, con dinero de la propia organización. 

Ocho años después, The Times ha publicado un artículo en el que cuenta todas estas juergas que tuvieron lugar durante la misión en Haití, en las que trabajadores de esta organización, entre los que estaba el propio director de la delegación en la isla, contrataron prostitutas para organizar orgías en viviendas y hoteles pagados por la ONG.

Allí parece que nadie se cortaba ni un pelo y por ello hasta presumían mientras follaban del lugar donde trabajaban, ya que una fuente anónima ha precisado que las trabajadoras sexuales usaban camisetas de Oxfam durante las bacanales. Lo que no está aún probado, aunque sí ha sido denunciado, es que algunas de ellas fueran menores de edad en aquel momento. Lo dicho, el 'Livin la vida loca' en versión haitiana.

Lo curioso del caso es que, según The Times, estas prácticas eran conocidas por Oxfam, por lo que la organización de ayuda humanitaria inició en 2011 una investigación interna, sobre la «cultura de la impunidad» que se había instalado entre los altos cargos, lo que provocó que se produjeran varias dimisiones y despidos, que encabezó una semana después el citado director en Haití, Roland van Hauwermeiron, tras reconocer los hechos. Al menos el hombre era sincero, y quizás por ello, por 'buen chico', no sufrió ninguna medida disciplinaria. Y no le pagaron indemnización de milagro.

Por si alguien no lo tenía claro todavía, pagar por relaciones sexuales está prohibido por el código de conducta del empleado de Oxfam y contradice los principios sobre comportamiento de trabajadores humanitarios establecidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU). La ONG afirma que presentó el problema a la Comisión de Organizaciones Benéficas, la reguladora estatal británica, para su auditoría, pero ésta niega que llegara a recibir el informe final y que Oxfam «no detalló las alegaciones concretas ni indicó que el acoso pudiera haber involucrado a menores».

Es de suponer que si todo esto se confirma todos los implicados no sigan los pasos del director en Haití, que parece haber salido de rositas con su simple adiós a la compañía, y que estas bacanales propias de los tiempos de Calígula terminen como aquellas, rodando cabezas, aunque no sea en el sentido literal de la expresión. 

La mosca

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias