domingo, febrero 5, 2023

El Carmenato

No te pierdas...

Es inevitable que en un desgobierno como el de la actual alcaldesa de Madrid se produzcan todo tipo de tropelías y perjuicios para la capital de España. A una señora que le cae mal España, su capital debe parecerle merecedora de muy poco aprecio.

Que el día de su fiesta Nacional se plante y no vaya al desfile o parada militar (cuando el año anterior sí que había ido) no extraña a nadie, tiene que parecer lo más de izquierdas posible. Pero eso no es de izquierdas ni de derechas, es simplemente estúpido. Y que en vez de colgar la bandera española en los edificios municipales la sustituye por el pendón, bandera o tela ritual de los aymarás, es de aurora boreal. Los aymarás fueron un pueblo conquistado y aculturizado por los incas en el periodo precolombino inmediatamente anterior a la llegada de los conquistadores, que no por los españoles, pero sí que los españoles derrotaron y sustituyeron a los incas como gobierno y así acabaron entre otras cosas con el sacrificio de humanos, preferentemente de niños, que eran ofrecidos al inca en celebraciones concretas con el procedimiento conocido y que no relato por terrible, algo que a los aymarás seguro que les pareció bien. No sabemos si la señora Carmena sabe esto, suponemos que no, pero desde luego su absurda exhibición en favor de los sistemas de gobierno y organización que encontraron los españoles solo se puede mantener con unas dosis de ignorancia del tamaño de un gran cetáceo.

La política de Carmena es muy barata, como su sabiduría histórica, en todo menos en los impuestos y régimen fiscal. Ahora se descuelga con una tasa a los cajeros que solo la ignorancia, una vez más, puede sostener que la van a pagar los bancos. En cero minutos esa tasa se transferirá a los usuarios del cajero automático. Al tiempo.

Y qué decir de la basura de toda índole que asola Madrid, hasta hace nada, su llegada, una de las ciudades más limpias de Europa. Hasta los depósitos de pilas y baterías están desbordados y podemos observar paradas de autobús donde se encuentran estos contenedores con un suelo tapizado de pilas usadas. Un despropósito.

«Donde más se esmera Carmena es en sus destrozos en todas las operaciones urbanísticas»

Mientras Cifuentes desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid se esfuerza en un transporte púbico al alcance de todos, sobre todo de los jóvenes, ella llena Madrid de atascos y decisiones sin ningún sentido. La ciudad de Madrid no se merece este caos.

Donde más se esmera es en sus destrozos en todas las operaciones urbanísticas. No a la reutilización del Edificio Plaza de España, no a las operaciones que han desposeído de su derecho a vivienda a las promociones de cooperativas de Cuatro Caminos y Raimundo Fernández Villaverde, un desahucio preventivo, no a la Operación Chamartín… O sí. A esta última es posible que sí.

Y me planteo el sí a Chamartín y su operación urbanística dentro de todo este “No es no” del Carmenato, porque parece que dentro de la candidatura de Ahora Madrid empiezan a aflorar defensores de la operación con siniestros y ocultos intereses inspiradores. No olvidemos que en esa candidatura iba Mangada. Y que Espelosín está rondando. Y que el marido de la alcaldesa ha tenido, o quizás todavía tiene, relaciones con ambos. Personales y profesionales.

Y lo primero que aducen, como si fueran unos limpios y cálidos e ingenuos benefactores, son los derechos de los reversionistas en esa operación Chamartín. Derechos negados por todos los tribunales donde se han reclamado, incluido el Supremo. Habrá que preguntarse qué hay detrás y quién maneja los hilos. Estos supuestos derechos fueron argüidos en los años 90 por un socialismo en declive. Socialismo en el que zascandileaban, que curiosa coincidencia, Mangada, Espelosín y Eduardo Leira, este último el citado marido de Carmena que es seguido por el fiscal en marzo de este año por delito contra sus trabajadores de sus empresas urbanísticas y de arquitectura a medida. A medida de cualquier cosa.

El Carmenato es torpe, pero interesado.

Juan Soler

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -