miércoles, noviembre 30, 2022

Del Brexit a Trump y el populismo extremo

El populismo de extrema derecha recorre el mundo. Hay mucha gente enfadada por como se ha gestionado la crisis y mucha gente enfadada por el hecho evidente de que los beneficiados de la globalización se han convertido en élites, mientras el tradicional trabajador y trabajadora de las manufacturas o el técnico tradicional de clase media han visto retroceder su posición social y sus rentas.

La política de la ira y el conflicto se ha extendido por todas partes arrasando la vieja cultura del acuerdo social, por eso sufre la socialdemocracia en todo el mundo. Y, también, poniendo en tela de juicio los sistemas políticos a los que se percibe como instrumentos de las élites.

Política de la ira y el conflicto que desdeña consensos y desdeña las culturas de izquierda o derecha como rasgos del pasado. Que adquiera forma de extrema derecha o de izquierda extrema tiene más que ver con contenidos culturales de donde se producen los fenómenos que con propuestas objetivas.

Este es un hecho que ocurre en todo el mundo. Ha sido determinante en el referendum por la salida del Reino Unido, lo está siendo en Francia y Austria, también en Alemania como, junto a otros factores, lo está siendo en la Europa del Este. La sorprendente campaña de Trump, su éxito, tiene que ver precisamente con esto.

Hay varias similitudes en todos estos procesos. En primer lugar, cierta falta de atención de analistas, responsables políticos y formaciones políticas democráticas al proceso que se está produciendo.  En segundo lugar, una falta de visión de que el enfado era más fuerte de lo que habían previsto. Por último, una extensión sobre la cultura de la globalización que tiene dos objetivos fundamentales: las migraciones y el comercio.

La xenofobia se extiende de forma grave y acusada. Es atizada irresponsablemente por líderes del griterío pijo y airado que, sorprendentemente, son seguidos por trabajadores, trabajadoras  y clases medias venidas a menos.

Construida sobre la evidente mentira de un efecto sobre el empleo de la presencia de emigración, da igual que sea el fascistón de Farage en Inglaterra, la Le Pen en Francia o Trump en Estados Unidos: todos y todas se aprestan a levantar muros, a iniciar expulsiones incontroladas y, más aún, a utilizar las maniobras del terror para aligerar los procesos sociales y políticos.

La política de la ira y el conflicto se ha extendido por todas partes arrasando la vieja cultura del acuerdo social

La reacción a lo ocurrido en el Paseo de los Ingleses en Niza ha sido ajena a la unidad que produjo el atentado en la sala Bataclan no solo por la inseguridad que siente Francia sino por que se suma al cabreo social de un país que vive una profunda crisis. Que la división que evidentemente produce la candidatura de Trump alcance insospechados niveles de ira tiene que ver con esa misma inseguridad.

Los muros en las fronteras de México no son muy distintos a lo que el, nada más ni nada menos, Ministro de Exteriores Británico propone cuando habla de cerrar en Calais las fronteras a la libre circulación de personas.

Trump ha añadido un segundo factor algo irracional a su causa: “iré a China y México” a traer los trabajos que pertenecen a los americanos. Nadie se imagina a los chinos llegando por las noches a robar empleos a los Estados Unidos como nadie se imagina al mundo volviendo a los viejos aranceles que sumerjan en la pobreza, por cierto, a los países emergentes.

Pero el rechazo a las instituciones comerciales globales o a las uniones monetarias, como es el caso de Europa, tienen que ver con la construcción a espaldas de la gente de procesos políticos que han sido incapaces de dar respuestas a la crisis cuando no han supuesto hacer más grande el foso de la desigualdad.

Debemos procurar que no sea tarde cuando nos demos cuenta de lo que está pasando. El populismo extremo esconde políticas de sufrimiento, de ira y conflicto que hace tiempo habíamos abandonado. Su renacimiento es un riesgo democrático.

Libertad Martínez

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias