sábado, noviembre 26, 2022

Lo peor, en casa

Los medios de comunicación se fijaron en la discutida imagen de la podemita Bescansa amamantando a su bebé en el Hemiciclo durante la constitución del nuevo Congreso de los Diputados. Mientras, sus Señorías votaron la Mesa del Congreso situando en la misma a las cuatro fuerzas más votadas (PP, PSOE, P´s y C´s) y en la Presidencia del Congreso al socialista Patxi López. El PP ya no tiraniza el escenario político. Otra fotografía es la de Pablo Iglesias erguido en su escaño con el puño en alto vestido con pantalón y camisa de un azul falangista. Ambas cosas anacrónicas.

Mucho más interés tiene la declaración de Patxi López, ya Presidente de las Cortes, de que hay que dialogar y entenderse. ”España es un proyecto en común”, dijo acertadamente. Mientras, Rajoy comprueba su falta de seducción política y Sánchez persigue un grial de izquierdas. Algún sondeo señala que el resultado de nuevas elecciones sería semejante. Mejor pactar ahora. Rajoy debe perfumarse profusamente con agua de rosas y Sánchez contemplar gaviotas. Sabemos dónde está Rivera. Iglesias, en la demagogia antisocialista.

¿Qué pasa si es obvio que nadie puede obtener la Investidura?

Algunos políticos y comentaristas criticaron que Felipe VI no recibiese a la Presidenta del Parlamento catalán para notificarle la elección de Puigdemont al frente de la Generalitat. Quizás una primera crítica seria de su reinado. Aunque hay antecedentes de que la preceptiva comunicación puede hacerse por escrito, lo de Cataluña es algo siempre sensible. Preocupación de unos y complejos de inferioridad de otros. Curiosamente, mientras en el Congreso se monta un cirio a cuenta de que Podemos solo tenga un grupo parlamentario y no cuatro, el Monarca va a recibir por separado a los cuatro componentes de Podemos…

En la noche electoral el Gobierno desgranó por separado los resultados de estos cuatro componentes. Alguien tendrá que aclararnos estas aparentes contradicciones porque la lógica del reglamento de la Cámara Baja parece aplastante: quienes se presentan a las elecciones coaligados no deben tener varios grupos parlamentarios. Ada Colau dice que es un tema de voluntad política y no reglamentario. Lo que pretende es la trampa política: “Nos votáis juntos porque nos favorece en el recuento y luego nos dividimos para recobrar identidades diversas, obtener más subvenciones y disponer de más tiempo en la tribuna parlamentaria”. ¡Pillerías! ¿Nueva o vieja política?

Felipe VI se estrenará ahora proponiendo candidatos al Congreso de los Diputados para la obtención de la Investidura como Presidente del Gobierno. ¿Los propone de uno en uno por orden de escaños obtenidos y que sus Señorías se las apañen o presenta a quien más posibilidades tiene de ser investido? Para eso se entrevista con los partidos parlamentarios, para comprobar quién puede obtener la Investidura. Si se evidenciase que Rajoy no la fuese a obtener, ¿debe proponerle ineludiblemente? ¿Rajoy debiera de renunciar? ¿Qué pasa si es obvio que nadie puede obtener la Investidura? Los dos meses de plazo para nuevas elecciones solo corren a partir del primer rechazo a una investidura. ¿Tiene el Rey margen de maniobra, y cuál, o su rol está totalmente reglado? ¿Puede proponer alguien ajeno al Parlamento? ¿Empeña el Monarca su prestigio institucional al hacer una propuesta? Conviene saber las eventuales respuestas para evitar cualquier sorpresa o disgusto.

Lo de que “Hacienda somos todos” debiera ser más que una publicidad para ingenuos mientras otros no se lo creen

Como los que nos hemos llevado, por ejemplo, al descubrir que lo de “Hacienda somos todos” es solo un reclamo publicitario, un «eslogan» como afirmó en el caso Noos la abogada del Estado Ripoll, en nombre de la Agencia Tributaria, para sacar del banquillo a la Infanta. Ahora, tras esta desafortunada argumentación, lo más conveniente sea, quizás, que el Tribunal zanje, lo que proceda, al final del proceso judicial y no que la ciudadanía pueda pensar que una Superwoman vino para, con el Fiscal, arrancarla de las garras de la Justicia antes de tiempo. Pero, “Doctores tendrá la Justicia”. Además, lo de que “Hacienda somos todos” debiera ser más que una publicidad para ingenuos mientras otros no se lo creen. La señora Ripoll no debiera ser nunca Ministra de Hacienda.

Mientras, el mundo sigue dando vueltas. El Califato terrorista publica un manual para que sus adeptos pasen desapercibidos entre los occidentales: han de afeitarse, emborracharse y frecuentar discotecas. ¡Menuda imagen! Eso sí, la metralleta y las bombas bien disimuladas aunque no lleven chilaba. Continúa atacando el terrorismo yihadista en África, ahora en Burkina Faso. Nuestros aliados, Francia entre ellos, siguen esperando que nos mojemos más en ayudarles a combatir este terrorismo.

En los EEUU empiezan seis meses de primarias para designar a los candidatos presidenciales demócrata y republicano. Ni Trump ni Clinton lo tienen todavía claro.

En Bruselas quieren seguir apretando tuercas en España a fin de completar la recuperación económica. Podrá suavizarse, si acaso, pero no ignorarse. Y eso que Rajoy nos dijo en campaña que lo de la crisis ya había pasado, gracias a él, naturalmente.

 

Carlos Miranda

Embajador de España

 

 

 

Carlos Miranda

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias