lunes, diciembre 5, 2022

Temor a las víctimas

Las víctimas de ETA, en concreto esas asociaciones a las que el Partido Popular alentó y acompañó en sus protestas contra el gobierno de Zapatero, inspiran ahora temor a Rajoy y sus ministros.

El PP ya no va a salir a la calle el domingo con la AVT para protestar por la derogación de la «doctrina Parot». Pero, sin duda, en la concentración habrá mucha gente del partido y, entre ellos, destacados dirigentes como Esperanza Aguirre. Eso, precisamente, es lo que preocupa a Rajoy y a sus ministros: que un sector de los suyos salga a la calle a pedir la insumisión frente a la sentencia del tribunal europeo.

Es la razón que explica por qué el presidente del Gobierno, que no había dicho esta boca es mía, recibiera ayer en la Moncloa a los representantes de las víctimas sin haberlo anunciado previamente. La misma que explica también la comparecencia de los ministros de Interior y Justicia con gesto compungido y serio nada más hacerse pública una sentencia que conocían con antelación. Se quiere evitar un desencuentro que partiría en dos las filas populares.

El domingo, cada ministro en su casa y Rajoy desde Moncloa, van a seguir por televisión las imágenes de la concentración de la AVT

Tan es así que incluso Jorge Fernández Díaz, obligado por su cargo de ministro a un escrupuloso respeto a la legislación internacional, insistía en la televisión que «no debía tener la misma pena quien comete un asesinato que veinticuatro». Tema este que no pone en cuestión la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, sino la aplicación retroactiva de una modificación de ley.

Fue el Código Penal del franquismo, del año 1973, el que permitió a los asesinos de ETA redimir sus larguísimas condenas por trabajos y estudios en la cárcel. Llegada la democracia, en los años de plomo, cuando la banda mostró su cara más sanguinaria, ningún gobierno modificó la ley. Solo en 1995 se aprobó un nuevo Código Penal que puso fin a estos beneficios penitenciarios.

Ya en el Tribunal Supremo y en el Constitucional hubo posiciones muy encontradas, por lo que el visto bueno a la «doctrina Parot» salió adelante con el voto en contra de varios magistrados que consideraron una chapuza pretender aplicar una norma con efecto retroactivo.

Muy significativas, también, han sido las declaraciones del Fiscal General del Estado diciendo que los fiscales de la Audiencia Nacional no van a acelerar ni a retrasar la aplicación de la sentencia de Estrasburgo a los etarras que reclamen. Desde ese sector del PP que saldrá a la calle con la AVT se pedía no solo la insumisión sino una salida escalonada, para impedir el espectáculo de un autobús de etarras abandonando la prisión. No sería descartable, dada la preocupación en Moncloa, que se hubiera sugerido desde Justicia una modulación de los recursos.

El domingo, cada ministro en su casa y Rajoy desde Moncloa, van a seguir por televisión las imágenes de la concentración de la AVT y podrán ver los rostros de esos compañeros de filas con los que no hace mucho se manifestaban, codo con codo, detrás de una pancarta en contra de las «cesiones a los terroristas».

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Victoria Lafora

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias