lunes, diciembre 5, 2022

Un duro revés para la Monarquía

Sobre la imputación de la Infanta Cristina me parece importante señalar dos cosas: el duro revés que va a suponer personalmente para el Rey ver a su hija haciendo el «paseillo», camino de los juzgados de Palma, y el desprestigio que para la Corona supone que una Infanta de España esté implicada en un presunto caso de corrupción. Un caso que unido a otros como la famosa cacería de elefantes en Bostwana -por la que el Rey tuvo que pedir perdón públicamente-, la irrupción en escena de Corinna en actos institucionales, y sus posteriores declaraciones autoproclamándose conseguidora de la mayor parte de los negocios que han hecho los empresarios españoles en Oriente Medio, están pasando factura a una Institución que hasta no hace mucho tiempo gozaba de gran prestigio dentro y fuera de España. Y por si todo esto no fuera suficiente, el domingo pasado el diario El Mundo publicaba el testamento de Don Juan, en el que se desglosaba su fortuna. Una fortuna que dejó a buen recaudo en tres cuentas suizas, por un montante de mil millones de las antiguas pesetas, que repartió entre sus tres hijos: el Rey don Juan Carlos y las Infantas Pilar y Margarita. Dinero del que nadie sabía nada y que ha creado un enorme malestar entre los ciudadanos que están, estamos, sufriendo los rigores de la crisis.

Se equivocaron, y el resultado no puede ser más demoledor para la Monarquía

Si como dice el refrán no solo hay que ser honrado, sino parecerlo, está claro que en el entorno del Rey ha primado el convencimiento de que ellos, por ser quienes eran, nunca iban a tener que verse las caras con la justicia. Se equivocaron, y el resultado no puede ser más demoledor para la Monarquía. De nada sirve ya pensar en las medidas que se podrían haber tomado y no se tomaron, porque lo importante ahora, el reto que tiene ante sí la Casa del Rey, pero sobre todo el Rey, es convencer a los españoles de que una Institución como la Monarquía tiene sentido en el tiempo en que vivimos: con seis millones de personas en paro, con una clase política alejada de la realidad de la calle, y un futuro tan incierto que nadie se atreve a hacer pronósticos porque son los mercados los que nos marcan las pautas a seguir.

Con la imputación de la Infanta Cristina cae el dique que impedía a Diego Torres llegar hasta el Rey. Algo que no se puede descartar toda vez que ya ha puesto el ventilador de la mierda en marcha.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rosa Villacastín

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias