lunes, febrero 6, 2023

Europa era esto

No te pierdas...

Si frustrante era que el sueño de una Europa unida, de los ciudadanos, se hubiera materializado casi desde el principio de su constitución en una Europa de los mercaderes, más lo es ahora, que ya no es ni de los mercaderes siquiera, que por lo menos fabricaban algo y comerciaban con bienes más o menos tangibles. Europa, destruida por dos guerras mundiales consecutivas siendo el epicentro de ellas, soñaba ser en su renacimiento el espacio político, cultural, social y económico, por este orden, que heredara lo mejor de lo mucho que el continente había aportado al mundo desde la Antigüedad, la democracia sin ir más lejos, pero de ese sueño, que nunca fue muelle ni reparador por la abrumadora preeminencia de los dichos mercaderes, ha venido a despertarnos del todo el golpe urdido, concertado y ejecutado por los especuladores y los prestamistas, que lo único que venden es dolor y miseria.

La UE ha perdido el último aliento político y el último adarme de soberanía popular

El robo masivo y sin precedentes de los ahorros de buena parte de los ciudadanos españoles, dictado por Alemania y obedecido entusiásticamente por el gobierno local, para entregarlos a los bancos, y la actual crisis de Chipre, anticipan, de una parte, los designios futuros de la usura internacional instalada en la cúpula del poder en Europa, y, de otra, proclaman los amenes de un proyecto de entidad transnacional abortado en lo que éste pudiera tener de benéfico para las personas. Regida por orates y por machacas del poder del dinero, la Unión Europea ha perdido el último aliento político y el último adarme de soberanía popular, cual demuestra la inanidad, la impotencia y la incompetencia de su propio Parlamento, que pinta menos que un mojón.

Europa era esto. O peor: no era esto, sino lo que ha acabado siendo, un espacio casi feudal donde los ricos del Norte necesitan la controlada y medida menesterosidad de los pobres del Sur para el servicio y el mantenimiento de su balneario. En ese espacio que dibujan los golpistas de Bruselas, sobra la memoria de las grandes conquistas (la democracia de nuevo, sin ir más lejos), el afán por un mundo nuevo, la cultura, la universidad, el pensamiento, la política, todo cuanto constituía la Europa soñada, necesaria, posible, y que ha sido desviado al vertedero.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rafael Torres

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -