lunes, febrero 6, 2023

Los inconscientes y los sensatos

No te pierdas...

España está al borde se sufrir la tormenta económica perfecta y, en cambio, hay españoles que parece que disfrutan con ello. Son los inconscientes. Aquellos que no piensan en las consecuencias de lo que hacen, al colocar a este país en el mundo con una imagen distorsionada de la realidad. Una imagen que acabará por achicharrarnos.

Y hablo de la imagen que producen los desahucios violentos o los asaltos a los supermercados que ocuparon primeras páginas en periódicos del mundo entero y que, además, fueron presentadas subrayando la miseria y la extrema pobreza que hay en España.

Y hablo de la imagen irresponsable de los manifestantes en la calle. Madrid ha llegado a tener, en un sólo día, 23 acciones de protestas, entre manifestaciones y contrataciones que han servido para mostrar al mundo el enorme malestar que hay en España.

Y hablo de la imagen de los desafíos independentistas insensatos y trileros, como el de Artur Mas, que causan una gran desconfianza en los mercados y en la zona euro, poniendo en peligro ayudas que la propia Cataluña necesita. De hecho, anteayer mismo, hubo en la UE un planteamiento negativo a que se recapitalice directamente la banca, tal y como se había acordado hace unos meses.

Y hablo, por poner un solo ejemplo más, de las imágenes de violencia que desataron algunos profesionales de la violencia pertenecientes al movimiento 25-S, queriendo conculcar los cimientos de la propia democracia al intentar asaltar en Congreso de los Diputados. Una violencia perfectamente estudiada para que se recogiera en directo por las grandes cadenas de televisiones europeas en sus telediarios. Un movimiento que no había puesto en la calle nada más que a 6.000 (seis mil) personas mal contadas pero que, como solo se daban imágenes a ras de suelo, parecía que eran muchos más.

Podía seguir poniendo más ejemplos que demuestran la inconsciencia de algunos españoles, pero no merece la pena. En unos días, tras los presupuestos de 2013, habrá de sobra. Lógicamente, y como consecuencia de ello, el ensañamiento que existe contra España y contra los españoles es una realidad en Europa y en el mundo.

Pero esa NO es la realidad de España. La realidad de España es otra. Esa realidad que se extrapola es sólo la de unos cuantos. ¿De cuántos? No creo que, entre tirios y troyanos, lleguen a millón y medio de inconscientes en toda España

Y, ante esa cifra, la pregunta es, claramente, ¿qué hay de los 45 millones y medio de españoles que faltan para llegar a los 47 millones que somos? No hay nada. Solo son españoles sensatos que trabajan y viven como mejor pueden, pero que entienden que hay que arrimar el hombro entre todos para salir de este impase, porque creen que esta vieja España ha salido de otras situaciones peores a lo largo de su larguísima historia, actuando con cordura.

¿Y qué hacemos, entonces, con los inconscientes? Nada. Aplicarles la ley y tener piedad. A fin de cuentas son marxistas que nunca leyeron a Marx. O al menos, que no recuerdan que dijo que nunca hay que hacer caso a la opinión pública.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -