martes, noviembre 29, 2022

La Reforma de la Educación

Ya era hora que el Gobierno de Rajoy se preocupase de otras cosas que no fuese atender las peticiones de Bruselas y se dedicase a llevar a cabo otras reformas.

Es cierto que bastante tiene con intentar sacar adelante las que deberían haberse hecho hace cinco años, pero también es cierto que había que atender a otras necesidades sociales que llevaba el PP en su programa electoral. Entre ellas, la Reforma de la Educación, una de las principales causas del desastre que arruina esta convulsa España y a los resultados del Informe PISA me remito. Si se consiguieran remontar 100 puntos en la valoración de dicho informe, el crecimiento económico se incrementaría un 2% anual en España, lo que permitiría la creación inmediata de empleo y, en 40 años, se doblaría la renta. Pero, además, había que reformar la educación porque el 80% del actual problema secesionista que existe en España es consecuencia de la educación sectaria llevada a cabo en las autonomías.

Y aunque solo fuese encaminada a corregir estos dos defectos, esta Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) debería ser plausible. Pero va más allá. Es loable también el refuerzo, que se hace en ella, de las asignaturas instrumentales, aumentando la carga lectiva en todas las etapas de Matemáticas, Lengua, Inglés y Ciencias.

Y es ejemplar que la nueva ley obligue a que las pruebas de evaluación sean de nuevo estatales para unificar criterios a todos los niveles, porque no se puede consentir que haya 17 sistemas educativos. Y que recupere, de paso, la cultura del esfuerzo.

Y nunca será bastante el apoyo, que también muestra la ley, al estudio de las lenguas extranjeras porque, en España, es una vergüenza el nivel que tenemos en idiomas.

Todos estos ejemplos que introduce la ley, junto a otros de parecida importancia, son incuestionables. Tan es así que, incluso, ha pillado al PSOE sin saber qué decir. Lo dirá. Igual que lo dirá ese profesorado que anda manifestándose vestido de verde y que le preocupa más la política sindical que la enseñanza.

Pero a quién ha descolocado, absolutamente, ha sido a los gobiernos del País Vasco y Cataluña… Allí han puesto el grito en el cielo porque piensan que la reforma sólo busca arrebatarles competencias, minando así su soberanía. Lo que, de ser así, no dejaría de ser un motivo de alegría para los que no somos nacionalistas ya que ambas comunidades han abusado de sus competencias para ideologizar la enseñanza e insertar sus consignas separatistas en los escolares y a la reciente Diada me remito.

Y es que, el intento de recuperar el concepto de España al hacer que las CCAA pierdan poder en los contenidos exigibles, es atacar el problema de raíz. Que el Ministerio de Educación de España aumente, en la LOMCE, su capacidad de decisión sobre los contenidos comunes de las asignaturas hasta el 65% en las comunidades con lengua cooficial y al 75% en el resto de autonomías, es decir, diez puntos respectivamente, es algo que se echaba de menos desde hace mucho tiempo. Aunque sea poco todavía.

En definitiva, una gran reforma de la educación para la que hay que sacar dinero de donde haga falta, para que, además, salga gratis.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias