sábado, noviembre 26, 2022

Rajoy como el Cardenal Cisneros

El Muy Honorable Presidente de la Generalidad de Cataluña se reúne, hoy, con el Presidente del Gobierno de España en La Moncloa. Todo indica que Artur Mas viene a negociar un Pacto Fiscal imposible. Y no porque Mariano Rajoy no quiera negociar, sino porque no puede. Y no puede porque lo prohíbe la Constitución española en sus artículos 156 y siguientes. Y salvo que se reforme o se cambie la Carta Magna no hay manera de llevarlo a cabo. Excepto, claro está, que Rajoy no guardase la legalidad constitucional a que está obligado por juramento.

Y el caso es que esos artículos los conoce perfectamente Artur Mas. Como sabe, además, que la Constitución sólo permite un pacto así en dos casos excepcionales, injustos por otra parte. Y esos dos casos son el País Vasco y Navarra. Nadie más.

¿A qué viene entonces Más si sabe que Rajoy tiene las manos atadas?

Pienso que viene a echarse un farol. Cataluña no se quiere independizar. Ya lo he dicho otras veces. Más viene a hacer un envite falso con la intención de sorprender y apabullar al Presidente del Gobierno de la Nación. Hay que tener en cuenta que estos separatistas están acostumbrados a conseguirlo todo y no acaban de asumir que ahora se les haya cerrado el grifo.

La gobernabilidad de España ha obligado a los sucesivos gobiernos de España a pactar con ellos a cambio de sustanciosas dádivas. Los empezó a llevar a cabo Felipe González, los continuó José María Aznar y los elevó de categoría el Olvidable José Luís Rodríguez Zapatero con aquel turbio y pernicioso Estatuto catalán.

Pero como ahora no hay dinero y, encima, Mariano Rajoy no necesita a los separatistas para gobernar porque tiene mayoría absoluta, Artur Mas está tratando de presionarle de una manera insufrible para que ceda. De hecho, la deleznable campaña que le viene montando de cara a esta visita es para no olvidarla fácilmente, ya que hacía tiempo que no se asistía en España a una campaña de marketing tan demagógica.

¿Y qué puede hacer Mariano Rajoy ante este acoso tan brutal?

Nada en especial. Ante un farol con tan pobres argumentos como el de Artur Más, pese al montaje, lo único que debe hacer Rajoy, emulando al Cardenal Cisneros, es abrir La Constitución por el artículo 155 y, simplemente, decir: ‘Estos son mis poderes’. Para, a continuación, leer: «Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras Leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.»

O lo que es lo mismo, ante semejante amenaza soberanista, la posibilidad de suspender la autonomía. Y no pasaría nada. Es lo legal. Porque otra cosa distinta sería prevaricación y perjurio. Y no creo que Rajoy quiera pasar a la historia como tal.

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias