martes, febrero 7, 2023

Un problema de 400 euros

No te pierdas...

El Plan Prepara fue un intento del zapaterismo de lavar sus vergüenzas. Y eso hay que dejarlo claro. El Gobierno de ZP, incapaz de crear empleo, se inventó esta historia de regalar 400 euros a los parados de larga duración como una especie de parche de conciencia socialista, que iba poniendo y quitando a plazos porque, en el fondo, era algo muy difícil de defender, incluso, para ellos.

El caso es que entre prórrogas y prórrogas, hoy, 15 de agosto, se cumplía el último periodo aprobado y los socialistas de Rubalcaba, aquellos que no quisieron hacerlo indefinido, se han encargado de recordar, de la manera más demagógica posible, que había que prorrogarlo.

Pero lo más asombroso del tema es que a fuerza de usar esa demagógica lo han llegado a convertir en el mayor problema que tiene España en este momento. Parece como si el gran problema de España fuese prorrogar los 400 euros a 200.000 parados de larga duración. No hay otro. Y lo que algunos medios de la acorazada mediática socialista han hecho defendiendo ese problema ha sido penoso. Es imposible hacer un periodismo más amarillo y demagógico.

Y si a ese ambiente populista le unimos el jaleo impúdico que se le está haciendo a un personaje menor como Sánchez Gordillo al han convertido en una estrella de televisión cuando únicamente es un vividor subvencionado, a Rajoy no le ha quedado más remedio que darle continuidad a la limosna. Incluso, algunos barones del PP le han estado presionando para que lo hiciese, acojonados ante el desgaste que podía significar cargárselo. Acojonante. El hombre que ha hecho ya tantas reformas duras en este país se acobarda ante un problema menor.

Bien, ya está. Rajoy ya ha dicho que va a prorrogar el Plan. Desconozco de dónde va a sacar el dinero y cómo se lo va a explicar a los europeos. Pero allá él. Al parecer, el Presidente del Gobierno va a cambiar algunas condiciones de la dádiva para disimularlo ante la UE y para que, al menos, sirva para fomentar el trabajo de las personas que la reciban, ya que sólo el 6% de ellas encuentra trabajo. Pero no será fácil lograrlo porque el principal problema de esos parados es que el 72% no supera la educación primaria.

Dicho esto, no voy a posicionarme en contra de la decisión de Rajoy. Muy al contrario, la respeto. Pero que no me vengan con el argumentario de que esta medida-parche es solidaria y justa porque no lo es. No creo, además, que la solución de esas personas pase por los 400 euros que van a recibir durante otros seis meses. Ya se ha demostrado que es un fracaso.

Pienso, sin embargo, que la medida es un mal ejemplo para otros parados y para todos los españoles en general que se están sacrificando, porque sigue fomentando la cultura de la subvención en España. Y eso es malo para todos. En definitiva que la aprobación no ha sido más que un acto político egoísta por parte de los que lo han pedido y por quien lo ha aprobado.

¿Por qué prefieren dar esta limosna a aprobar los ‘mini jobs’ alemanes que ya han demostrado ser muy efectivos?

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -