viernes, diciembre 9, 2022

Los tesoros vivos de la tele

Fue un acto emotivo, un acto que se les debía a muchos de los grandes profesionales que hicieron posible que a España llegara la televisión, que lucharon por ofrecer a los espectadores un medio de comunicación público y digno, pese a las dificultades de los primeros momentos, de la censura que imperaba allá por los cincuenta y de la que nos libramos gracias a un político como Adolfo Suárez y a otros que como él lucharon por la pluralidad de pensamiento y de obra.

Organizado por la Academia de Televisión Española, y su actual Junta Directiva que preside Manuel Campo Vidal, el lunes tuvo lugar en la Universidad Europea de Madrid, un homenaje a los tesoros vivos de la televisión, al que asistieron los Príncipes de Asturias, así como la actual secretaria de Estado de Comunicación del Gobierno de Rajoy, Carmen Martínez Castro. Un acto que presentaron dos grandes profesionales del medio: Matías Prats y Olga Viza, que como es lógico y dada su experiencia hicieron ameno y hasta divertido porque supieron conectar con un pasado y un futuro que se presenta incierto pero al que estoy segura sabremos hacer frente como se ha hecho en otras  numerosas ocasiones.

Ver juntos a Laura Valenzuela, Lina Morgan, Ignacio Salas, Chicho Ibáñez Serrador, Lalo Azcona, Rafael Ansón, Ricardo Vaca Nerdayes, Fernando Castedo, Fernando Navarrete, Rosa María Calaf, Sánchez Ocaña, y tantos y tantos otros buenos profesionales como ha dado en estos últimos cincuenta años la televisión pública y privada, es algo que posiblemente no se vuelva a repetir y que hay que celebrar porque como bien dijo el Príncipe Felipe la televisión es el vehículo que nos permite vivir la noticia al minuto, sin intermediarios que puedan deformar una realidad que está ahí, que todos vemos y que de alguna manera ha configurado nuestra forma de vivir y ver las cosas.  

Siendo todos los discursos interesantes el que me llegó al corazón fue el de Rosa María Calaf, que supo poner el dedo en la llaga. Rosa, a la que nadie podrá restar méritos, sabe por experiencia propia que la mujer, las periodistas, pasamos por un momento difícil, un momento agridulce porque si bien es cierto que somos mayoría en las redacciones, como presentadoras de prestigio -ahí están Teresa Campos, Ana Rosa Quintana, Susana Griso y Mariló Montero y mi queridísima Concha García Campoy, ejemplo todas de que pueden hacer cualquier cosa que se les encomiende-, aunque lo cierto es que el poder real sigue estando en mano de los hombres. En eso, al menos en lo que a los medios de comunicación se refiere, no ha habido grandes cambios. ¿De quién es la culpa? Seguramente de las propias mujeres pero también de los hombres. De las mujeres por falta de ambición, no de preparación, porque sigue siendo difícil conciliar vida personal y profesional, y los hombres porque aferrándose a esos condicionantes cierran el paso a todas aquellas que pudiendo acceder a los puestos de mando no lo hacen simplemente porque no las dejan.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rosa Villacastín

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias