domingo, abril 14, 2024
- Publicidad -

España se la juega

No te pierdas...

Los pronósticos son malos para el empleo si sindicatos y patronal ratifican su incapacidad para llegar a un acuerdo que haga posible una reforma laboral profunda. Da la sensación de que los sindicatos y la patronal prefieren la selva actual, que se ha demostrado una rémora para el cambio imprescindible, y mantener sus cuotas de poder y de ingresos. Tener decenas de contratos, impedir la movilidad laboral o la flexibilidad, atar a las empresas pequeñas a convenios imposibles para sobrevivir, lastrar los costes, primar el absentismo y la falta de productividad e impedir la competitividad es la mejor receta para que no salgamos nunca del pozo de los cinco millones de parados y que la cuesta de enero no termine, al menos, hasta diciembre.    

El resultado de la incapacidad de CEOE, UGT y CCOO, a los que nadie exige responsabilidades, supone que sólo en enero se han anunciado trece expedientes de regulación de empleo en empresas grandes que van a afectar a no menos de 12.000 trabajadores. Y luego, todo lo demás. Si no hay plan o el Gobierno no actúa ya, habrá más EREs y más despidos en febrero… y en marzo y en octubre. El sector de la automoción -los concesionarios están vacíos y dentro de poco recibirán a los clientes con banda de música- concentra la mitad de las restructuraciones, pero no se va a librar ninguno.

¿No hay salida? Claro que sí. España acaba de firmar el contrato del siglo para poner en marcha el AVE en Egipto, fabricar decenas de trenes y su mantenimiento durante los próximos doce años. Una inyección para mantener y crear muchos puestos de trabajo directos e indirectos y si sale, bien, como es previsible, abrirá nuevos contratos.

No podemos vivir solo del turismo y los servicios. Sólo siendo punteros en investigación y con una industria selectivamente líder podremos salir de la crisis. Lo somos en energías renovables, en telefonía, en petróleo, en construcción, lo éramos en la industria nuclear hasta que llegó la moratoria… Hay grandes multinacionales españolas y tenemos algunas de las mejores Escuelas de Negocios del mundo. Pero como decía Mario Fernández, un gran abogado, una de las cabezas del viejo PNV y, ahora, presidente ejecutivo de Kutxabank, «España es un gran país, pero gestionado de una manera absolutamente lamentable… Hemos batido un récord de incompetencia  profesional en la gestión  económica en los últimos años».

Esa pésima gestión empieza y tiene su raíz en la educación primaria y secundaria, sigue en la formación profesional y alcanza su culmen en la Universidad y en la I+D+i. Pero también en el mundo laboral, en el sector financiero, en la carencia de un modelo productivo y en la falta de impulso a los emprendedores y a la exportación. Si queremos volver a ser un gran país, hay que hacer reformas ya. No basta con recortar el gasto. Hay que hacer mucho más. Y explicarlo bien.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Francisco Muro de Iscar

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -