jueves, diciembre 1, 2022

Admiración a los socialistas

Bien es sabido -y si no te lo cuento- que no tengo ninguna simpatía por los socialistas, por lo menos tal como están constituidos hoy en día. Eso no quita que sienta admiración por los dos bandos de sociatas que componen el abanico del puño y la rosa: los de arriba y los de abajo.

Los de arriba son dignos de admiración porque defendiendo unas ideas progresistas viven a todo tren y todos, sin excepción, se han enriquecido a costa de la nación. Desde Felipe González, pasando por la Carmen Chacón, hasta llegar a Rubalcaba, sin olvidar a Bono, Chaves o su hermana. Me da lo mismo lo que declaren en sus rentas, sólo los de abajo se creen lo que cuentan y si no, es que son imbéciles de profesión por apoyarlos y encima votarlos en cada ocasión. ¿No es digno de admirar que unos charlatanes de feria vendiendo igualdad se hayan forrado en unos años nada más?

Pero, ¿y los de abajo? Currantes y obreros, parados de profesión, vividores de miserias, explotados y multados por todo, oprimidos y sin poder fumar y pronto, sin poder comer. ¿Por qué votan a los de arriba? ¿Es que realmente son imbéciles de profesión?

Los de arriba le tienen pillado el tranquillo a la Masa Borreguera y cuando el ganado se tambalea, sale Rubalcaba o su prima hermana, gritando consignas ‘adoctrinantes’ para calmar al rebaño alterado: “Los del PP son fachas, son la ultra derecha, os quieren quitar los derechos, son franquistas…” y no se cuánta gilipollez trasnochada más. ¡Hay que ser gilipollas para creerse esta publicidad!

¿No me diga que no son dignos de admirar los dos grupos de la sociedad? Los de arriba porque son unos artistas. Son capaces de vender abrigos a los Beréberes o bañadores a los esquimales. De hecho, y esto no es suposición, le venden la cabra a las bases de la nación. Pero ¿qué leches hace la masa borreguera con una cabra? Sólo pueden hacer el cabrón.

Los de abajo también son acreedores de tal admiración, porque viviendo peor que los Saharauis, siguen creyendo que un día los de arriba les sacarán de la miseria de cada día. Y es que los de abajo aun se creen que votan a un Partido, que además dice ser Socialista, por supuesto Obrero y lo de Español, eso me da risa.

Despierta pueblo mío que estás dormido y mientras tanto, tus calles tranquilas se llenan de borregos y cabras vagando sin rumbo sin saber ni qué hacer ni a dónde ir.

Entretanto los pastores, que están de comida como cada día, os tienen abandonados. Están todos mezclados, no se distinguen entre ellos, porque son todos iguales, desde Llamazares a Rajoy, pasando por Bono y Chacón, todos iguales, corrupción en sus cuarteles, buenos coches y buen chalet. Todos exactamente iguales y todos con los mismos trajes.

Ya me lo dijo el otro día un vecino, ¿es que el comunista Llamazares no puede tener un millón de euros? Claro imbécil, y un pacifista una metralleta.

Ya te lo he dicho, son todos iguales, chorizos los de arriba e imbéciles los de abajo. Y tú “sociata”, ¿dónde estás? ¿Arriba o abajo?

Si es cierto que la inteligencia media de un país se mide por la cantidad de votantes de grupos izquierdas, entonces en España tenemos medio país imbécil y el otro medio está de parranda o está dormido.

Así lo pienso y así te lo cuento.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

 

Juan Vicente Santacreu

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias