sábado, noviembre 26, 2022

Columna sin título

Me está costando el inicio de esta columna porque, sabiendo, lo que quiero expresar no encuentro la idea ni un título que sea claro, inofensivo y, al tiempo, que me ayude a arrancar. Lo cierto es que estoy muy cabreado con el mundo, los políticos, los pederastas confesos, los insultadores  y, sobre todo, con quien arropa a las dos últimas subespecies citadas.  

Los episodios de Sánchez Dragó y el tal Salvador “no se qué”,  que tantos comentarios, tertulias y editoriales  han generado, podrían haber pasado inadvertidos sino no fuera porque ambos son cobradores de una televisión pública autonómica de Madrid.  Y por la misma razón, extrañó y avergonzó que, lejos de afear sus frases escritas y habladas -un auténtico y abominable ideario- las dos máximas responsables de  la cadena madrileña –Esperanza Aguirre y, por defecto, Isabel Linares- asumieran y justificaran como “literatura” y “conversaciones privadas” las afirmaciones ya conocidas y que tanto nos han avergonzado a casi todos. A casi todos y todas, menos a algunas y otros.
Dando por supuesto que la Presidenta de la Comunidad de Madrid es militante del PP, e ignorando si la Directora General de Telemadrid lo es o no, -pero está en su órbita- ha resultado inconcebible que ambas, mujeres, no hicieran lo que debieron hacer y dijeran lo que no debieron decir. Justificación total, ni tan siquiera rechazo, y ausencia de condena a esos dos sujetos y/o individuos.

Lo peor es que, según parece, se observa una tónica general muy preocupante instalada en el seno de la sección femenina popular.  Algunas mujeres populares de carné han dejado de solidarizarse con otras mujeres por el simple hecho de tener carné de otro partido político y, por añadidura, estar en una lucha encarnizada para las próximas elecciones autonómicas, en este caso, de Castilla-La Mancha, según parece, claro.

Hasta tal punto ha llegado esta  carrera desbocada por un “jodido” voto –con perdón- que ante un caso de gravísimos insultos a la portavoz del gobierno de José María Barreda a través de un medio digital, la portavoz popular en las Cortes castellano-manchegas, Ana Guarinos –tan conocida para usted como para el resto de ciudadanos-  ha llegado a justificar esos improperios y expresiones vejatorias lanzadas contra una mujer, como ella.

En el no citado medio digital, investigado por la Fiscalía de Toledo, se han podido leer comentarios tan sucios como «Esta tía es totalmente violable. Pero no por lo buena que está, que da asco la cerda, sino por hacerla daño y mucho». Otro se dirigía a ella como «puta zorra ladrona y vaga». Lo transcribo para que no quepa duda.

Pero es todavía más desconcertante que la mencionada Ana Guarinos responsabilizara a la propia portavoz del gobierno “por haber potenciado actitudes similares hacia la presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal”. No existen evidencias de semejante cosa.
¿Y qué cree usted que han hecho las mujeres políticas populares de Castilla-La Mancha? Exactamente eso. Nada. Silencio y mirar hacia otro lado.

¿Y acaso han pensando que María Dolores de Cospedal ha desautorizado o corregido a Ana Guarinos, su portavoz en las Cortes regionales? Pues no. Entre otras cosas porque apenas pasa por la Región a la que aspira gobernar.

Con lo escrito al principio y al final, me pregunto, ya sea en Madrid o en Castilla-La Mancha, ¿Qué les pasa a las “lideresas” del PP?
Probablemente este podría haber sido un buen título para la columna, pero un mal epílogo, porque no hay respuesta. Al menos las “lideresas” populares no la dan.

Y De Cospedal sigue silente.

Alfonso García

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias