sábado, diciembre 10, 2022

El doble apagón enriquece a la TV privada

La televisión privada y la convergencia con internet están de enhorabuena. El doble apagón: el analógico, con la digitalización y la TDT; y el comercial, con la pérdida de la publicidad en RTVE, enriquece la televisión, en ingresos y en opciones para los espectadores. La gran pregunta es si un modelo tan fragmentado será sostenible. Quizá no para todos, pero las grandes cadenas privadas, Telefónica y la televisión en internet aparecen entre las ganadoras.

La televisión supera la crisis. Los datos de los primeros seis meses del año sitúan a las grandes cadenas privadas y a Telefónica como los grandes beneficiados de la digitalización y el apagón publicitario de la televisión pública estatal. Las primeras se llevan la publicidad de RTVE y el ex monopolio de telecomunicaciones está cerca de convertirse en la segunda empresa de televisión de pago gracias a los paquetes de teléfono, banda ancha y televisión, y a la pérdida de abonados de Digital Plus (Prisa).

La convergencia con internet avanza impulsada por las ofertas de las operadoras de telecomunicaciones, cada vez más orientadas al vídeo bajo demanda (VoD). Telefónica y Vodafone reorientan su oferta hacia la televisión personal y liberada de la tiranía de la programación. Los grandes fabricantes de televisores empujan la televisión conectada, y los widgets y aplicaciones comienzan a poblar las pantallas LCD y LED. La digitalización y la convergencia sólo acaban de empezar.

Algunas estimaciones como la de Asimelec (asociación de empresas TIC) indican que una cuarta parte de los espectadores ya ven televisión a través de internet a través de los portales de las cadenas, los sitios de vídeo en la Red, etc. Pero la proporción sube hasta la mitad de los internautas y entre los menores de 24 años. Los nativos digitales ya no distinguen entre pantallas. Buscan y consumen sus contenidos preferidos en todas. Por eso muchos expertos creen que el consumo audiovisual sube mucho más de lo que indican los 225 minutos diarios de televisión por persona registrados en septiembre.

Los datos de los primeros meses tras el doble apagón muestran el acierto de Uteca, la patronal de la televisión privada: acabar con la publicidad en la televisión pública sólo beneficia a las grandes cadenas nacionales. Sus ingresos publicitarios crecieron un 32,4% en los primeros seis meses del año hasta 1029,5 millones de euros y casi un 39% en el segundo trimestre. Un cifra muy superior al crecimiento de un 9,6% en la publicidad en televisión en lo que llevamos de año, según cifras de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

El otro beneficiario de los cambios de consumo y publicitarios es internet. Las pantallas son los únicos medios que crecen este año. Las cadenas temáticas lideran el crecimiento seguidas por el atractivo de las redes sociales y webs de entretenimiento en internet.

Las grandes cadenas en abierto recuperan lo perdido en 2009, el peor año publicitario que recuerdan. Mientras RTVE y las públicas perdieron 211 millones de publicidad en el primer semestre de 2010, las privadas han conseguido facturar 252 millones más gracias a la concentración de la publicidad, su expansión con canales temáticos en TDT, el crecimiento del vídeo en internet y un aumento de precios considerado abusivo por los anunciantes.

Las públicas autonómicas y locales continúan su crisis y pierden un 61% de la publicidad que ingresaban cuando TVE emitía anuncios.

En la televisión de pago, Telefónica es la gran ganadora de la convergencia digital y la guerra del fútbol entre Mediapro y Prisa. Digital Plus acaba con 1,78 millones de abonados en junio, una caída del 7,6% frente a 2009 y una facturación de 515,87 millones, un 29% menos. Telefónica consigue con su televisión por internet (IpTV) 831.000 suscriptores, un 17,2% más, mientras el cable sólo gana un 3,9%, 1,3 millones de abonados.

Gol T, la cadena de pago en TDT de Mediapro que retransmite la Liga y otras competiciones de fútbol extranjeras, acabó el primer semestre con 190.378 abonados. José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta, anunciaba hace unos días que ya llega a 290.000 suscriptores con la nueva temporada de Liga. Pero la rentabilidad de los derechos del fútbol de Mediapro continúa dependiendo de los partidos en abierto, de los 800.000 abonados de Canal + Liga y de otros tantos que ven Gol T en la plataforma de Telefónica y en el cable.

Con estas cifras, las cadenas necesitan una estrategia multicanal para captar público y negocio en todas las plataformas. Por ahora los proyectos de Telefónica y Abertis para crear nuevas plataformas audiovisuales de pago no acaban de arrancar. La fascinación por el crecimiento de la oferta con la TDT detiene el crecimiento de la televisión de pago y el sector se pregunta cuántos sobrevivirán en un mercado cada vez más concentrado y con las fusiones de Telecinco y Sogecable en proceso mientras no se acaba de concretar la de Antena 3 y La Sexta.

Juan Varela

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias