martes, noviembre 29, 2022

Milagro sindical

En estos días me he puesto en la piel de los sindicatos para imaginar qué pasa por su cuerpo, cómo se deben sentir. Imaginen: en febrero, el Gobierno anuncia que va a ampliar la edad de jubilación de 65 a 67 años. Hace una semana aprueba recortar el salario a funcionarios y congelar las pensiones. Y que se recortan las ayudas a las familias con personas dependientes.

Todas estas medidas, desde la jubilación hasta las pensiones, son enormes recortes sociales. Y ahora se espera que los sindicatos acepten la reforma laboral, lo cual, desde el punto de vista sindical, es otro recorte social.

Si todas estas medidas se hubieran aprobado en un lapso de dos años, la sociedad española y los sindicatos las habrían asumido poco a poco. Con protestas, pero las habrían asumido. Pero el Gobierno, como los estudiantes perezosos, se ha puesto a hacer los deberes la noche antes del examen, y claro, ha tenido que hacerlo a toda prisa y con Farmatón complex.

Ahora casi me parecería un milagro que los sindicatos, además de los recortes que conocemos, acepten un nuevo contrato laboral donde, por ejemplo, se reduzcan las indemnizaciones por despido.

Los sindicatos tienen que dar la cara ante los trabajadores. Nos guste o no, en nuestra vida laboral casi todos los que hemos trabajado en empresas privadas hemos estado en sus manos. Y con brillos y sombras, nuestro destino ha estado bastante marcado por sus exigencias. Yo he tenido la ventaja trabajar en empresas donde existían unos comités bastante sensatos, algunos más peleones que otros, y hasta viví un ERE donde el comité de empresa estuvo a más altura que la dirección de la empresa.

También soy de las personas que apoya una reforma laboral. Creo que es necesario facilitar la creación de puestos de trabajo disminuyendo la indemnización por despido. Al menos en tiempos de crisis.

Por eso, si me pongo en la piel de los sindicatos, creo que sería casi un milagro que UGT y CCOO aprobasen una reforma laboral consensuada con los empresarios sólo unos días después del Gran Recorte Social.

Carlos Salas

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias