viernes, abril 19, 2024
- Publicidad -

Encuentran muertos a tres hermanos con signos de violencia en Morata de Tajuña (Madrid) 

Las víctimas entregaron más de 400.000 euros a los estafadores para lo que tuvieron que pedir dinero a peligrosos prestamistas

No te pierdas...

Una tragedia conmociona Morata de Tajuña: tres hermanos, Amelia, Pepe y Ángeles de entre 70 y 80 años, han sido hallados muertos con signos de violencia en su vivienda de la Travesía del Calvario. Los cuerpos de las víctimas presentaban signos de violencia y estaban apilados y parcialmente quemados, detrás de este crimen se esconde una historia de estafa, obsesión, que ha durado seis o siete años en el tiempo y que ha conmocionado a toda la comunidad morateña.

Detenidos dos jóvenes tras un brutal atropello y fuga en Puerta de Toledo (Madrid)

La alerta surgió cuando los vecinos, quienes notaron la ausencia de los hermanos durante un mes, decidieron informar al Ayuntamiento. Estos hermanos, activos en actividades sociales y culturales, eran figuras conocidas en el municipio. Aunque inicialmente se pensó que podrían estar de vacaciones, la falta de respuesta a llamadas y mensajes llevó a las autoridades a intervenir con una orden judicial.

Al ingresar a la vivienda, agentes de la Policía Local y la Guardia Civil descubrieron los tres cadáveres. El juez de guardia ha ordenado el levantamiento de los cuerpos, que serán sometidos a autopsia para esclarecer las causas de los fallecimientos. La Guardia Civil lidera la investigación, centrada en un posible vínculo con deudas acumuladas por préstamos y una estafa millonaria.

El grupo de Homicidios y especialistas en criminalística del Instituto Armado inspeccionan la vivienda en busca de evidencias. Entre los detalles que emergen se encuentra una supuesta estafa llamada «estafa nigeriana» sufrida por las dos hermanas, quienes entablaron una relación sentimental con falsos capitanes del ejército estadounidense destinados en Afganistán. Convencidas de recibir una herencia de 7 millones de dólares, entregaron 400,000 euros a los estafadores.

Arruinados por la estafa, los tres hermanos se vieron envueltos en problemas económicos y una peligrosa deuda con prestamistas. Testigos relatan la presencia de estos prestamistas armados exigiendo el dinero adeudado. Uno de ellos llegó a agredir a una de las hermanas en la cabeza. La obsesión por una falsa herencia y la creencia en la llegada de un supuesto capitán de EEUU llevaron a los hermanos a una espiral de desesperación que culminó en su trágico asesinato.

La investigación continúa, tomando declaraciones a testigos y buscando a los prestamistas a los que les debían altas cantidades de dinero para interrogarles y arrojar luz sobre los eventos que condujeron a esta escalofriante realidad en Morata de Tajuña.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -