sábado, febrero 24, 2024
- Publicidad -

Moreno investiga desaladoras en Dubái en vista de posibles problemas de abastecimiento en Andalucía en 2024

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

El presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno ha continuado su agenda en Dubái dentro de la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático COP28. En esta jornada del domingo 10 de diciembre ha visitado una desaladora cercana a Dubái (en Naqa’a) en materia de aprendizaje e investigación de cara a la dirección en la que la Junta va a afrontar el problema de abastecimiento de agua en Andalucía de cara a los próximos años, en vista de las predicciones de la continuación de la sequía que ya lleva varios años seguidos causando estragos en toda la comunidad autónoma.

La agenda del presidente Moreno ha proseguido después de que el viernes, entre otros asuntos, presentase el Mapa Clima ante la COP28 mostrando una aplicación en la que todos los andaluces pueden consultar la evolución de sus respectivos municipios frente al cambio climático. El Mapa Clima no sólo cuenta con datos desde 1961 tales como la cantidad de precipitaciones o la temperatura media, sino las previsiones desde la actualidad hasta 2100 según los datos y estimaciones de la Junta de Andalucía.

Asimismo, el pasado sábado 9 de diciembre Moreno anunció el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, un plan que cuenta con Cepsa para realizar una inversión de 3.000 millones de euros con el fin de desarrollar la producción de hidrógeno verde en Andalucía – en concreto en dos centros, en Palos de la Frontera (Huelva) y en la localidad gaditana de San Roque, creando miles de puestos de empleo. Junto a otros proyectos que tiene sobre la mesa la Junta de Andalucía, en materia de energía se calcula que se invertirán unos 5.000 millones de euros en inversiones industriales en terreno andaluz.

Uno de los motivos por los que Moreno (además de ser vicepresidente del Comité de las Regiones) ha viajado hasta Dubái es para buscar maneras eficientes de paliar la falta de agua derivada de la sequía que lleva varios años azotando a la comunidad autónoma, casi coincidiendo con el tiempo que lleva al frente de la Junta de Andalucía (desde su primera legislatura en 2019 hasta la actualidad). La potenciación de desaladoras es una de sus medidas y para eso ha viajado a una zona desértica que depende de estos sistemas para abastecer a su ciudadanía.

No sólo para el consumo humano, sino también para la agricultura o la ganadería. De hecho, del abastecimiento de agua para estos campos depende su PIB, el cual tiene un gran impacto en la comunidad autónoma – de hecho, de no ser por la sequía podía haber incrementado su PIB de este año 2023 en casi un 2% hasta llegar al 4%.

Juanma Moreno Ramón Fernández-Pacheco Desaladora Dubái Junta De Andalucía

Moreno habla sobre las desaladoras planeadas para Andalucía

«Este es un país seco, mucho más que Andalucía y que además tiene un alto consumo de agua. Visitamos la planta de desalación en ejercicio más importante del mundo y viendo cómo se puede generar agua desalada para decenas de miles de personas. Nuestro objetivo no es sólo aprender cuestiones de última tecnología, sino además conocer las grandes empresas especializadas, cuanto tiempo se tarda en poner en marcha estructuras de este tipo y qué precio tiene para ver si el agua en calidad y precio corresponde para lo que queremos hacer en Andalucía«, declaró Moreno según recoge Europa Press.

«Necesitamos un plan director de desalación en Andalucía de manera que sepamos dónde tienen que estar las desaladoras. Algunas de ellas ya tienen localización adjudicada por parte de la Junta de Andalucía y después el Gobierno de España es el competente en desalar porque el marítimo y terrestre en ámbito de competencias del Estado. Lo que está claro es que en Andalucía va a faltar agua y tenemos que hacer todo los esfuerzos y utilizar todos los recursos. Uno de ellos que no debemos desechar es la desalación en zonas del litoral«, añadió Moreno.

Tenemos hacer plantas desaladoras desde Huelva hasta Almería que nos permitan tener más hectómetros cúbicos, no solamente para el riego, agricultura y ganadería, sino también para el turismo y el consumo humano. Estamos dispuestos, junto con el Gobierno de España, a hacer un esfuerzo mayor para que de aquí a 2027 tengamos nuevas desaladoras que nos permitan generar el agua suficiente a ese déficit que tenemos por la falta de lluvias. Si no lloviese de aquí al verano tendríamos serios problemas de abastecimiento en capitales de provincias y municipios muy importantes, con el impacto económico que tiene

«Este tipo de obras tardan entre 3 y 5 años en ponerse en práctica. Yo apelo al Gobierno de la nación a que cerremos calendario y un acuerdo de financiación para lo antes posible hacer un mapa de desaladoras en Andalucía que nos permita ponerlas en uso y subsanar la falta de agua que vamos a tener. Hay proyectos en marcha como la desaladora de Málaga o Almería, el proyecto de emergencia de desaladoras portátiles, pero necesitamos obras de calado que den continuidad a la capacidad de generar agua de consumo para el conjunto de los andaluces«, finalizó el presidente Moreno.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -