miércoles, julio 17, 2024
- Publicidad -

Infestación de chinches en España: razones y medidas de prevención

No te pierdas...

En 2023, España experimenta un notable incremento de chinches, un problema que ya no es exclusivo de ciudades como París. Según datos de Anticimex, firma líder en soluciones de exterminación, el país ha presenciado un preocupante aumento del 71% en la aparición de estas plagas desde enero hasta septiembre.

Específicamente, las áreas más atacadas son las principales metrópolis: Madrid y Barcelona. También se registran cifras significativas en regiones como el interior de Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y las Islas Baleares.

Las autoridades sanitarias están cada vez más alarmadas ante este crecimiento. Expertos del sector han remarcado que este no es un fenómeno reciente. Han sido varios los años en que la infestación se ha ido acumulando, potenciada por diversas razones. Algunas de estas incluyen la migración humana, cambios en el clima y la resistencia de estos insectos al ser introducidos en las viviendas.

El diclorodifeniltricloroetano, conocido como DDT, podría ser un elemento clave en esta problemática. Utilizado en los años 50 para combatir diversas plagas, incluyendo las chinches, su uso fue prohibido debido a los perjuicios que causaba en la salud y el ambiente. A pesar de su prohibición, sus residuos tienen la capacidad de perdurar alrededor de 40 años en el ecosistema. Este fenómeno ha llevado a que ciertas plagas, como piojos, mosquitos y la sarna, que estaban controladas, vuelvan a manifestarse.

El principal protagonista de este drama es Cimex lectularius , también conocido como chinche de cama. Este pequeño insecto, de forma ovalada y tonalidades que oscilan entre marrón y rojo, se nutre exclusivamente de sangre. Las picaduras de este parásito pueden provocar irritaciones cutáneas y hasta reacciones alérgicas en algunos casos.

Si sospecha de su presencia, algunas pistas incluyen comezón e irritación en la piel, vestigios de sangre en la habitación, marcas oscuras en las sábanas y, por supuesto, la detección del insecto. Para enfrentar este desafío, Anticimex sugiere lavar las prendas afectadas con agua a una temperatura de al menos 70°C durante una hora o, si no es viable, congelar los textiles a -18°C. En situaciones extremas, se aconseja acudir a expertos en control de plagas.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -