jueves, junio 20, 2024
- Publicidad -

Un año de los gritos machistas en el colegio mayor Elías Ahuja: ¿ha cambiado algo?

Se cumple un año de los cánticos machistas en el colegio Elías Ahuja, pero todo sigue igual: el alumno expulsado volvió al centro poco después y tampoco han cumplido con la formación en perspectiva de género que prometieron.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Este lunes se cumple un año de los bochornosos cánticos machistas que entonaron los alumnos del colegio mayor Elías Ahuja. Un año de los gritos que escandalizaron a buena parte de la sociedad: «¡Putas, salís de vuestras madrigueras como conejas, sois unas putas ninfómanas, os prometo que follaréis todas en la capea!» gritaban a las chicas del colegio mayor femenino que tenían justo delante.

Las imágenes no tardaron en inundar las redes sociales y coparon portadas en informativos. Durante varios días, el Elías Ahuja —adscrito a la Universidad Complutense de Madrid— estuvo en el foco mediático y sus responsables se comprometieron a tomar medidas ejemplar.

El colegio mayor anunció la expulsión del alumno que hizo de maestro de ceremonias y encabezó los cánticos machistas. También prometió una formación en perspectiva de género para todos los alumnos del colegio mayor, aprovechando que la Unidad de Igualdad de la Universidad Complutense imparte varios talleres relacionados.

Sin embargo, un año después nada ha cambiado. El alumno expulsado volvió apenas unas semanas después al colegio mayor y tampoco hay ni rastro de la formación en género que prometieron. Conforme el asunto dejó de tener protagonismo en los medios de comunicación, las promesas de los directivos del Elías Ahuja también cayeron en el olvido.

El alumno mallorquín que el pasado 4 de octubre fue expulsado del centro definitivamente, volvió al centro a finales de noviembre de 2022. Si bien anunciaron una expulsión definitiva, finalmente se quedó en un ‘castigo’ temporal conforme al reglamento del centro. Le aplicaron la expulsión más estricta que contemplan —40 días— y le retiraron una beca honorífica de la que disfrutaba. Sin embargo, pasado ese mes y medio volvió al colegio mayor.

La Fiscalía de Madrid acordó archivar las diligencias de investigación que había abiertas sobre el alumno. Estaba siendo investigado por un supuesto delito de odio, pero finalmente no ha sido catalogado como tal porque ninguna de las estudiantes del Colegio Mayor Santa Mónica denunciaron los hechos.

El alumno en cuestión declaró el pasado mes de febrero y afirmó que había sido simplemente «una broma» como consecuencia de «una tradición» que imperaba en el colegio desde hace años. El fiscal sí que sostiene que los gritos fueron «irrespetuosos, insultantes para las mujeres y un ataque a la dignidad individual o colectiva». Sin embargo, el caso finalmente ha sido archivado y todo parece haber vuelto a la normalidad en el Elías Ahuja.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -