viernes, julio 19, 2024
- Publicidad -

Toyota vence a Ferrari y Peugeot en las 6 Horas de Monza y se acerca al título del WEC 2023

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

Toyota Gazoo Racing ha logrado una victoria importante en las 6 Horas de Monza, quinta prueba puntuable del Campeonato Mundial de Resistencia. El #7 de Conway/López/Kobayashi vence y se reengancha en la clasificación, siendo segundo el Ferrari #50 de Nielsen/Calado/Molina y terceros el Peugeot #93, el primer podio del extravagante 9X8. En LMGTE Am Corvette ha conseguido el cuarto puesto que le vale para ser campeones de la categoría pese a faltar aún las carreras en Fuji y Bahréin.

En la clasificación los Toyota, tras un nuevo ajuste del BoP después de las 24 Horas de Le Mans, lograron la pole position con el #7 – en concreto gracias a una gran vuelta de ‘Pechito’ López. El Ferrari #50 donde corre Miguel Molina se situaba segundo por delante del Toyota #8, siendo cuarto el Peugeot #93, el Cadillac #2 y el Ferrari #51 que triunfó en Le Mans el pasado mes de junio. La parrilla de los Hypercar la completaban el Peugeot #94, los tres Porsche (con el de Jota intercalado entre los dos oficiales de Penske), el Glickenhaus, el nuevo Porsche 963 de Proton Competition y el Vanwall, una vez más farolillo rojo entre los Hypercar.

En LMP2, muchos ojos estaban puestos en el Inter Europol donde corría el español Albert Costa, quien en esta ocasión salía en 5º posición de la segunda categoría – para la que será la antepenúltima carrera dado que, tras Fuji y Bahréin, dejará de ser parte de este Mundial de Resistencia. También en este fin de semana corría la F1 Academy en Monza, en la cual la española Marta García lograba una victoria ajustadísima el sábado, ganando por tan solo 9 milésimas de ventaja.

Wec Monza Mundial Resistencia Toyota Ferrari Peugeot Porsche Cadillac

Ferrari y Toyota, sorprendidos en las rectas por los Peugeot

En la salida y primera curva hubo algo de caos, algo más típico de una carrera de simracing que de una carrera real, más aún de resistencia. Molina adelantó a Conway, pero se fue largo y tuvo que devolver posición. El Toyota #8 se pasó de frenada y golpeó al Ferrari #51, beneficiándose los dos Peugeot, el Cadillac y los Porsche. En LMP2 Jota y United Autosports empezaban al frente, con algún contacto entre ellos incluido. La carrera empezó con el pelotón agrupado.

En el primer cuarto de hora de carrera se producía el primer accidente serio cuando el Aston Martin #777 se iba contra el muro en Ascari mientras era doblado por un grupo de Hypercar, siendo un toque del Toyota pilotado por Buemi el que lo mandó contra el muro. Justo antes de la bandera amarilla, el Peugeot pilotado por Mikkel Jensen adelantaba al Ferrari de Molina – y con el Safety Car se eliminaban las distancias.

En la salida Peugeot no perdía el tiempo y Jensen adelantaba a Conway, liderando la carrera – Molina también conseguía pasar al Toyota #7 en un día que se complicaba para los nipones. Y es que al #8 se le aplicaba una penalización de un minuto por el golpe al Aston Martin además de 10 segundos que tenía de penalización por el golpe al Ferrari #51 en la salida. Cuando cumplió, salía por delante del Peugeot líder, no dejándose doblar de manera que le daba una oportunidad a su compañero de equipo de acercarse al Peugeot líder. Ahora bien, el Peugeot #94, así como el Porsche #5, se enganchaban también a la pelea por el podio.

Mientras tanto, United Autosports seguía al frente de LMP2 con sus dos coches en 1º y 3º posición, con uno de los Alpine en medio. Jota y Prema estaban también cerca, así como el Inter Europol de Costa. En LMGTE Am, el Porsche de Iron Dames estaba al frente seguido por el Ferrari #83 de AF Corse y el Porsche #77 de Dempsey-Proton. Al cumplirse una hora de carrera, los Hypercar hicieron sus primeras paradas…todos salvo los Porsche #6 y el de Jota que lideraba la carrera.

Wec Monza Mundial Resistencia Peugeot Cadillac

La caja de cambios lastra a ambos Peugeot

Por desgracia, los problemas en la caja de cambios lastraron a los dos Peugeot tras la hora de carrera, cuando se produjeron las paradas en boxes. El baile de paradas unido a sus fallos les relegaron mientras que el Ferrari de Molina pasó a liderar por delante del Porsche #5, que llevaba una estrategia distinta a la del #6, el de Jota y el Cadillac. El Toyota #7 seguía segundo, acechando Conway a Molina mientras que los Peugeot seguían aguantando pese a problemas en la caja, perdiendo plaza el #93 frente al Porsche #6 y el Ferrari #51.

United, Jota, Alpine e Inter Europol seguían pegándose entre ellos en LMP2. La emoción era máxima entre los Toyota y Ferrari con una estrategia y los Porsche que tenían otro plan de carrera, uno que les convertía en peligros de cara a la segunda mitad de la carrera. De hecho ya iban primeros tras dos horas de carrera, con el Ferrari #51 segundo y el Porsche de Jota tercero. El Peugeot #94 se paraba en pista con más problemas, volviendo a boxes a la par que se le acercaba por detrás el Glickenhaus.

La carrera se paraba poco después por un accidente del Vector #10 provocado por una enganchada con uno de los Prema cuando peleaban por la 7º posición en LMP2. En mitad de las banderas amarillas se paraba en mitad de la pista el Porsche de Jota durante unos segundos, aunque lograba reiniciar y volver a pista. Al reiniciarse la carrera, el Toyota #7 y el Ferrari #50 proseguían su pelea por la primera posición, con el Porsche #5 y el Peugeot #93 no muy lejos. Sus compañeros de equipo también progresaban, con el #51 y el #8 superando a los dos coches de Penske en diferentes estrategias.

Tal era el baile de paradas y estrategias que el Glickenhaus llegaba a rodar en cuarta posición por delante del Porsche de Proton. Este tenía por detrás a los Ferrari y Toyota en ascenso mientras que el de Jota cumplía una penalización por exceso de velocidad en el pitlane. Justo antes de mitad de carrera, el Toyota #7 salía de boxes justo por detrás del Porsche #99, un coche que estrenaba Proton en esta carrera y lograba estar en primera posición, al menos durante unos momentos.

Wec Monza Mundial Resistencia Porsche Proton

Toyota controla la carrera a partir de la segunda mitad

No sacaron la bandera amarilla cuando se paró en pista el AF Corse #54, momento en el que entró el Porsche de Proton. Sí que hubo banderas amarillas cuando Simon Mann trompeó con el Ferrari #21, también de LMGTE Am, cuando pisó la hierba en mitad de luna lucha contra el Porsche de Iron Lynx. Para entonces Toyota tenía la carrera controlada con el #7 seguido de ambos Ferrari, el Peugeot y un Glickenhaus que estaba realizando una carrera tranquila con un ritmo superior al esperado, batallando contra los Porsche.

Así se mantuvo la situación durante los minutos siguientes, con el Glickenhaus no muy lejos del Peugeot en posición de podio. En LMP2 Albert Costa estaba realizando una tremenda carrera, colocando el Inter Europol en el podio peleando contra United Autosports, WRT, Jota y Alpine. Mientras tanto, los dos Toyota iban como misiles: no solo el #7 líder, sino también el #8 que pese a su horrendo inicio de carrera, ya estaba octavo y atrapando a sus rivales poco a poco con buenos tiempos de vuelta.

La carrera se estabilizó sin incidentes destacados en ninguna de las tres categorías, aparte de una pequeña salida de pista del Inter Europol o piques entre algunos coches tanto en Hypercar como en LMGTE. Uno de esos piques era entre el Porsche de Proton y el Glickenhaus, dos coches realizando grandes carreras frente a los Ferrari y Toyota dominantes.

Wec Monza Mundial Resistencia Ferrari Miguel Molina

Toyota sentencia las 6 Horas de Monza en las dos horas finales ante Ferrari y Porsche

Por desgracia, la carrera se terminaría para el Porsche de Proton, quedándose parado con problemas similares a los del de Jota. Salían las banderas amarillas (FCY, amarillas en todo el circuito) mientras que el coche estaba parado – lograron arrancarlo, pero los problemas proseguían, arrastrándose hasta detenerse definitivamente. De hecho, el Safety Car volvía a aparecer mientras se normalizaba la situación, agrupando de nuevo a todo el pelotón (de hecho se alargó para recolocar a todos los coches, tal como indica la normativa actual del WEC).

Tras la resalida siguió la batalla entre ellos. El Glickenhaus, entonces en manos de Olivier Pla, rodaba cuarto, pero dos errores consecutivos sirvieron para que el Ferrari #51 le pudiera adelantar. El #708 fue a parar a boxes por neumáticos nuevos antes de que entrase también el Toyota #7, que contaba con bastante margen sobre el Ferrari #50. Por detrás, el WRT #31 que lideraba en LMP2 se enfrentaba a una sanción por adelantar al líder de carrera con banderas amarillas, por lo que tenía que apretar para contar con un colchón de segundos sobre sus rivales.

El Ferrari #50 empezó a recortar segundo tras segundo y cuando faltaba una hora, la diferencia era de unos 20 segundos, pero a falta de media hora, la distancia era de menos de ocho segundos. Había esperanzas entre los italianos de una victoria en casa, pero precisamente el Ferrari #51, luchando contra el Porsche #5, frenó a su compañero de equipo, dándole un colchón al Toyota que sería clave para su victoria.

Además, el Toyota #8 culminaba su remontada y a falta de 15 minutos adelantaba al Ferrari #51, situándose quinto no muy lejos del Porsche #5. Con Brendon Hartley a los mandos, el Toyota alcanzaba al Porsche y lo adelantaba para situarse cuarto. Mientras tanto, el WRT #31 se caía de las posiciones de cabeza de LMP2 al entrar en boxes, de modo que Jota tenía la victoria en sus manos.

Tras 6 horas y 199 vueltas, el Toyota #7 lograba la victoria por delante del Ferrari #50 y el Peugeot #93, que pese a todo logran su primer podio con el 9X8 en el Mundial de Resistencia. El Toyota #8 acaba cuarto por delante del Ferrari #51 y los dos Porsche de Penske, quedando atrás el Glickenhaus, el Porsche de Jota y el Vanwall, muy alejado del resto de Hypercars.

Entre los LMP2 Jota logró ganar con el #28 por delante del Alpine #36 y el WRT #41, quienes se acercan al título a falta de dos carreras. Quienes ya son campeones son los de Corvette, ganando en LMGTE Am con la cuarta posición lograda en Monza tras los Porsche de Proton Dempsey e Iron Lynx.

Wec Monza Mundial Resistencia Chevrolet Corvette Lmgte

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -