miércoles, mayo 29, 2024
- Publicidad -

Verstappen baila bajo la lluvia de Mónaco; Alonso, segundo

Verstappen ha conseguido su segunda victoria en Mónaco tras unas complicadas condiciones con la lluvia al final de la carrera. Alonso, con el mejor resultado de la temporada, y Ocon han cerrado el podio.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Max Verstappen ha reinado en el Gran Premio de Mónaco y ha conducido perfectamente para conseguir su segunda victoria en esta pista tan especial. La lluvia ha aparecido en la recta final de la carrera para animar las cosas y aunque ha habido mucho baile de posiciones, el Top 3 se ha mantenido. Fernando Alonso, segundo, ha logrado el mejor resultado de la temporada y podría haber luchado por la victoria si hubiera montado los neumáticos intermedios a tiempo. Esteban Ocon, que también ha estado magistral, ha cerrado el podio.

Verstappen consiguió ayer la Pole en la clasificación más apretada de la temporada por solo 84 milésimas sobre Fernando Alonso. Charles Leclerc, que clasificó tercero, recibió una sanción de tres posiciones por obstaculizar a Lando Norris. Por eso, Esteban Ocon y Carlos Sainz ocuparon la segunda línea.

La de Mónaco es una de las salidas más cortas de la temporada, con apenas unos metros hasta la primera curva. Por eso, ningún piloto quiso arriesgar y la salida fue bastante limpia por delante. Verstappen eligió los neumáticos medios para los primeros metros, mientras que Alonso, por detrás, optó por los duros. Todos mantuvieron las posiciones, aunque por detrás Nico Hülkenberg tocó a Logan Sargeant y recibió una sanción de cinco segundos.

Por delante, Verstappen mantuvo el ritmo con Alonso, mientras que Ocon comenzó a descolgarse y no pudo seguir el ritmo con la cabeza. Sainz quedó atrapado detrás y no encontraba el hueco para pasarle. En la vuelta 12 de la carrera, Carlos lo intentó en la chicane de la salida del túnel, pero se fue largo y golpeó por detrás a Ocon. El incidente no tuvo demasiadas consecuencias, aunque Sainz rompió el flap izquierdo del alerón delantero.

Los mecánicos de Ferrari se prepararon para cambiarle el morro, pero finalmente se le descolgó el flap y eso no tuvo un impacto significativo en el rendimiento. Finalmente, solo recibió una bandera blanca y negra —un aviso— y no tuvo sanción. El que hizo saltar todas las alarmas unas vueltas después fue Alonso, pues preguntó por radio si tenía algún pinchazo en la rueda delantera izquierda. El equipo le confirmó que todo estaba bien y aunque él insistió, los problemas desaparecieron bastante rápido.

Eso sí, la distancia con Verstappen comenzó a caer y llegó a ser de 11 segundos en la vuelta 25. Ferrari intentó engañar varias veces a Alpine con la estrategia, mientras las radios comenzaron a hablar de lluvia. Los de Maranello sugerían que la lluvia llegaría de forma ligera alrededor de las 16:15, mientras que en McLaren lo anticiparon a la vuelta 35 de carrera.

La tensión y la agresividad estaba creciendo entre muchos pilotos. Verstappen comenzó a tener graining en el neumático delantero izquierdo y la distancia se estancó en los 11 segundos. A partir de ahí, Max se encontró con tráfico y Alonso lo aprovechó para tirar, marcar vuelta rápida personal y recortar distancias.

A pesar del riesgo de lluvia, Mercedes decidió parar a Hamilton para montar neumáticos duros, pues sus medios ya no daban más de sí. Alpine también paró a Ocon y una vuelta después, Ferrari hizo lo propio con Sainz. Y aunque la parada del francés no fue precisamente rápida, salió por delante del español. Carlos estaba muy cabreado por radio porque no entendía la parada y creía que debería haberse mantenido fuera, aunque Ferrari justificaba que debían protegerse de Hamilton.

El que también era de lo más agresivo era Pérez, pues primero tuvo una con Stroll y después tocó por detrás a Magnussen. Eso sí, el de Haas rodó muy lento en la chicane de después del túnel. Por eso, tuvo que entrar en boxes a cambiar el alerón delantero y cayó a la penúltima posición. Leclerc paró en la vuelta 45 y se mantuvo en la octava posición, a casi siete segundos de Hamilton.

La lluvia altera la carrera

Hacia la vuelta 50 comenzaron a caer algunas gotas en algunos puntos del circuito y pocos intuían la locura que estaban a punto de presenciar. En los siguientes giros, la lluvia comenzó a caer con más intensidad y los primeros atrevidos —Bottas y Stroll— entraron en boxes para montar intermedios.

Sainz siguió luchando con Ocon con maniobras bastante agresivas que más de una vez estuvieron cerca de dejarle fuera de carrera. En la vuelta 55, Aston Martin decidió jugársela con Alonso y le montaron neumáticos blandos. En cambio, la gran mayoría de la parrilla estaba parando para montar los intermedios.

Sainz trompeó con los slicks unas curvas antes de llegar a boxes, aunque pudo recuperar el coche. Alonso tuvo que volver a entrar para montar las gomas verdes, pues la lluvia era cada vez más intensa y era evidente que Aston Martin había metido la pata. Verstappen también puso intermedios y Magnussen era el único piloto en pista con slicks.

Stroll tuvo que abandonar tras un toque en estas difíciles condiciones. Magnussen, el único con duros, chocó contra las protecciones en la Rascasse justo antes de llegar a boxes, aunque pudo recuperarlo. Sargeant también tuvo una excursión y pudo volver a reincorporarse. Mientras tanto, Magnussen y Pérez se la jugaron con gomas de lluvia extrema.

Alonso se la estaba jugando muchísimo y apretaba a pesar de la lluvia. Mientras tanto, Russell se fue largo a una escapatoria y al reincorporarse chocó con ‘Checo’, motivo por el que después fue sancionado. La carrera comenzó a tranquilizarse y la lluvia dejó de caer con tanta intensidad, aunque todavía había muchas luchas interesantes en pista. Tsunoda hizo otra excursión a la escapatoria y Verstappen rozó el muro, aunque ninguno de los dos incidentes tuvo consecuencias.

En las últimas vueltas, Verstappen ‘cabalgó’ hacia la bandera a cuadros —ondeada esta vez por el actor Tom Holland— con alguna que otra derrapada, pero sabiendo controlar perfectamente el coche. Alonso ha sido segundo, pero nos queda la sensación de que si hubieran montado los neumáticos intermedios a tiempo, podría haber rozado la 33. Eso sí, ha conseguido su mejor resultado de la temporada. Y el podio lo ha cerrado Ocon, otro piloto que se ha marcado un carrerón y que incluso ha sido elegido como Piloto del Día.

El Top 10 lo han completado Hamilton, Russell, Leclerc, Gasly, Sainz, Norris y Piastri. Así, la Fórmula 1 se despide hasta la próxima semana con el siempre especial Gran Premio de España.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -