martes, junio 25, 2024
- Publicidad -

¡Que tiemblen las piedras!

No te pierdas...

Casi con seguridad, este modelo de JEEP toma su nombre no del famoso paso del rio Rubicón de la Italia Romana, si no de una ubicación geográfica distinta, distante muchos miles de kilómetros que se encuentra en el estado de California, más concretamente en las cercanías del lago Tahoe.

El Rubicón Trail, es un camino dificilísimo en el cual se ponen a prueba los mejores TT, que solamente los más puros y duros consiguen recorrer.

Los Todo terreno que sirvan para algo más que para hacer tímidas incursiones por pistas en buen estado, son cada vez más escasos: cuando no son traicionados por su electrónica, lo son por una suspensión incapaz de jugar su papel correctamente, o unos ángulos Todo terreno que hacen que vallan arrastrando sus bajos a la menor complicación. Afortunadamente aun quedan algunos que son fabricados con las técnicas de antaño, y que si incorporan alguna innovación es en aras de hacerlos aun más efectivos en condiciones extremas.

El Jeep Wrangler, siempre ha sido muy apreciado por el publico aficionado al TT, sobretodo por el norteamericano, que ha hecho que numerosos especialistas y preparadores, realizaran infinidad de versiones mas o menos afortunadas, gracias a que Norteamérica es un país, que pone pocas trabas para desarrollar la imaginación de los inventores, absolutamente lo contrario que en nuestra querida España, donde para sustituir un simple motor todo son pegas.

La historia de los primeros Wrangler, esta unida como no a los vehículos militares, que se popularizaron al acabar la segunda guerra mundial. No hay más que ver un Jeep militar de aquella época y un Wrangler actual, para darse cuenta de su tremenda similitud, incluso mecánica.

Para cumplir con los deseos de cualquier amante del Wrangler, Jeep comercializa varias versiones, que varían fundamentalmente en su grado de adaptación al campo, desde la reciente variante de cuatro puertas Unlimited, con diversos grados de acabado, hasta los clásicos modelos de tres puertas, en cuatro configuraciones, Sport, Sport+, Sahara y Rubicon, que es el no va mas en TT para condiciones muy duras, donde no tiene mas rival que el Mercedes G, que cuesta algo mas de el doble y pesa mucho mas o el Land Rover Defender, mas barato, con menor potencia y sin bloqueos de los diferenciales delantero ni trasero, que serian necesarios para compararlo directamente con el Rubicon, ósea otros tres o cuatro mil euros para añadir unos bloqueos ARB, que igualen las cosas. Prácticamente solo queda el Hummer H-3, pero es bastante mas voluminoso y aunque pose unos buenos recorridos de suspensiones, no es tan manejable ni puede tal y como viene de serie plantar cara al Jeep Rubicon.

Técnica:

Al observar el Rubicon, lo que mas llama la atención son sus enormes ruedas, en comparación a su recortada carrocería, y no es par menos pues las enormes 255/75/17, le dan un aspecto feroz.

Situados ante el volante, resulta chocante el escaso tamaño del parabrisas y ventanillas, muy al estilo de los vehículos militares, lo que estéticamente resulta muy logrado, aunque realmente hay momentos, tanto en el campo como al callejear por la ciudad, que resulta bastante incomodo. Tampoco encontramos un apoyo adecuado para el pie izquierdo, lo que se echa de menos sobretodo en tramos muy trialeros.

Si buscamos unos mandos para regular los espejos retrovisores, es inútil, no tiene, hay que mover el cristal manualmente. Sin embargo la posición de conducir no es mala, aunque es evidente que esta todo pensado para la utilización campestre. El selector de velocidades cae bien a la mano y las marchas entran con facilidad y cierta rapidez.

La dirección es agradable y pose un buen radio de giro, lo que es fundamental en terreno muy quebrado y en general en cualquier circunstancia.

Hay otras características exclusivas del Modelo Rubicon, que lo diferencian de sus hermanos de gama, y lo hacen muy eficaz en utilización fuera de carretera. Para empezar el eje trasero es un modelo muy reforzado, capaz de soportar el peor trato, se trata de un Dana 44, con satélites y corona para trabajo duro, que además pose una barra estabilizadora desconectadle, que hace aumentar el recorrido de suspensión (según Jeep se gana el 28%). Otra modificación importante, esta en el interior de la caja reductora, donde se ha cambiado la relación entre alta y baja, siendo ahora de 4 a 1, es decir cada una de las seis relaciones con que cuenta la caja de cambios, con la reductora en posición baja, es cuatro veces más corta que la marcha correspondiente en alta. Por si fuera poco, aún podemos bloquear manualmente los diferenciales delantero y trasero, lo que convierte al Rubicon en una verdadera tanqueta, capaz de franquear obstáculos impensables, o de arrastrar cargas increíbles.

Otro gran acierto es el propulsor, un diesel de cuatro cilindros y 2.8 litros de cubicaje, que contra todo pronóstico no es de origen Mercedes, sino que está fabricado por Detroit Diesel en USA. Este motor se muestra pletórico de fuerza a solo 1500 rpm – a 1600 rpm ofrece 40 Nm – estirándose con celeridad hasta más de 4000 rpm, si la situación lo requiere. En cualquier situación resulta delicioso, tanto en ciudad, como en carretera o en el campo, donde siempre tiene una buena respuesta.

En carretera le confiere unas prestaciones de primera, recuperando en 5ª de 80 a 120 en poco mas de nueve segundos, una cifra similar a la de las mejores berlinas diesel de dos litros. La velocidad máxima de 180 kmh, es muy elevada para lo que pueden admitir sus dos ejes rígidos y sus enormes ruedas, el resultado es que al llegar a 140 kmh aparecen perdidas de trayectoria y rebotes de la suspensión ante las pequeñas irregularidades, por lo que la prudencia nos recomienda levantar el pie.

Algo similar ocurre en pista rápida, donde las reacciones pueden ser muy vivas, aun circulando en 4×4.

Todo Terreno:

Pero donde verdaderamente resulta imbatible es en terreno muy abrupto. Con la reductora engranada y los diferenciales bloqueados, puede trepar por cualquier sitio que la más elemental cordura no desaconseje.

Toda esta aparente facilidad para circular por terrenos imposibles vetados a la practica totalidad de los TT, resulta divertida y nos empuja a ir cada vez mas lejos, lo que puede dar lugar a situaciones peligrosas en manos inexpertas, pues no es lo mismo atacar una larga subida de tierra con un TT convencional o un Todo camino, que en la mayoría de las veces no podrá subir más que escasos metros, que hacerlo con un vehículo con ambos puentes bloqueados, que cuando diga aquí me paro, necesitara un piloto muy experimentado, para regresar al punto de partida con éxito, para lo que hace falta un largo aprendizaje y muchas horas de campo.

Pero desde luego si alguien habita en una región con orografía complicada y la gusta practicar el TT duro, el Wrangler Rubicon es lo mas de lo mas, tal y como viene de serie, y a un precio razonable. Texto y Fotos E.URECH

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -