martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

La tenista Simona Halep defiende su inocencia tras ser acusada de dopaje: «Solo quiero que me juzguen»

Simona Halep fue acusada de dopaje en octubre del año pasado, pero siempre ha defendido su inocencia y que contaminaron uno de sus complementos alimenticios. Ahora, pide que la Federación acelere el proceso para tener un juicio justo.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

La tenista Simona Halep, con un fantástico palmarés a sus espaldas, fue acusada el pasado mes de octubre por dopaje. La rumana siempre ha defendido su inocencia y cree que contaminaron uno de sus complementos alimenticios. Meses después rompe su silencio y pide que la Federación Internacional de Tenis (ITF) deje de posponer sus audiencias. No quiere un trato especial, simplemente un juicio justo.

Halep, a sus 31 años, puede presumir de ser una de las grandes tenistas de la última década. Fue número 1 del mundo, ha ganado dos Grand Slam —Roland Garros en 2018 y Wimbledon en 2019— entre sus 24 títulos WTA. Sin embargo, su carrera deportiva dio un giro radical el pasado mes de octubre cuando en un control rutinario dio positivo por Roxadustat. Se trata de una sustancia prohibida que está clasificada como EPO por la Agencia Mundial Antidopaje.

La EPO es una hormona que aumenta la masa eritrocitaria, es decir, se encarga de aumentar los glóbulos rojos que transportan oxígeno a la sangre y a los músculos. Por eso, esta sustancia permite que los deportistas rindan mucho mejor sobre todo a la hora de practicar ejercicio anaeróbico. Y no solo afecta al rendimiento en sí, también a la recuperación post-ejercicio.

A pesar de que encontraron esta sustancia en el cuerpo de Halep, ella siempre ha defendido estar limpia. Ahora, en una entrevista reciente con Tennis Majors, ha roto su silencio y ha explicado que ha sido víctima de «una contaminación» en uno de sus «suplementos alimenticios». Mientras se resuelve el caso, la Federación Internacional de Integridad del Tenis (ITIA) ha decidido suspenderla provisionalmente.

«Nunca he consumido conscientemente el más mínimo producto prohibido. Sé que estoy limpia. Pido ser escuchada por un tribunal independiente», ha argumentado Simona en la entrevista. También ha avanzado que según los expertos que la propia Halep contrato, las pruebas «establecieron que estos rastros fueron el resultado de una contaminación, contaminación de uno de mis complementos alimenticios, lo que explica la pequeña cantidad que se detectó en mi cuerpo».

Además de defender su inocencia, Simona también ha pedido que la ITF acelere el proceso para poder ser juzgada cuanto antes. La rumana denuncia que la Federación Internacional de Tenis haya pospuesto y cancelado ya varias audiencias. Además, ha emitido una solicitud para que se levantara la suspensión provisional, pero también se la han denegado.

La próxima fecha que Simona baraja es justo dentro de un mes, el 28 de mayo. Sin embargo, desconfía y únicamente pide un trato justo para que su situación se resuelva cuanto antes. «No pido un trato especial. Solo quiero que me juzguen. ¿Cuánto más tengo que esperar?«, ha apuntado.

Además, esta suspensión le impide competir en ningún torneo oficial. La última vez que compitió fue en el US Open que se disputó el pasado mes de agosto y precisamente cayó eliminada en la primera ronda contra la tenista ucraniana Daria Snigur. Ahora, Simona quiere volver cuanto antes a las pistas porque asegura sentirse «tan fuerte como antes, si no más».

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -