sábado, abril 13, 2024
- Publicidad -

Abre el telón una NBA muy española

No te pierdas...

Los Dallas Mavericks de Dirk Nowitzki parten como principales aspirantes para revalidar su corona en la NBA, que se inicia el día de Navidad, abriendo el telón de una temporada que se antoja equilibrada, con un puñado de equipos muy nutridos de talento aspirando a desbancar al conjunto tejano.

El día de Navidad marca el inicio de una temporada que estuvo a punto de no disputarse debido a las disputas por el convenio colectivo entre propietarios y jugadores. Tras meses de dudas y desencuentros, el 26 de noviembre concluyó el ‘lock-out’ y arrancaron los preparativos de una temporada regular que se compondrá de 66 partidos en vez de los 82 habituales.

Desde que finalizó la dinastía de Michael Jordan y los Chicago Bulls, la Conferencia Oeste ha dominado la NBA logrando diez de los últimos 13  anillos, incluido el del año pasado, cuando los Mavericks derrotaron a Miami Heat vengando el resultado de la final que ambos habían disputado un lustro atrás.

Aquella final encumbró el talento de Diwk Nowitzki, que al fin tocó la gloria tras trece temporadas persiguiéndola en la mejor liga del mundo. Nombrado ‘MVP’ de las Finales, el alemán se mantiene en plena forma a sus 33 años y aspira a guiar de nuevo al triunfo al equipo texano.

Sin embargo, esta vez tendrá que hacerlo sin jugadores importantes que han abandonado el equipo como el pívot Tyson Chandler (Knicks), el escolta Caron Butler (Clippers), el base puertorriqueño J.J. Barea (Timberwolves) o el retirado Stojakovic. Para compensar estas bajas, se ha reforzado con jugadores experimentados como Vince Carter o Delonte West que se unen a veteranos como Shawn Marion o Jason Kidd.

Otro que jugará como local en el American Airlines Center es Lamar Odom, víctima de la remodelación que han emprendido Los Angeles Lakers con la intención de reverdecer laureles no tan viejos tras el fiasco del año pasado, cuando fueron masacrados por los ‘Mavs’ en las semifinales de Conferencia.

Tras disputar tres finales consecutivas, el equipo angelino, segundo equipo más laureado de la historia (16 anillos) tras Boston Celtics (17), se derrumbó el año pasado y afronta una temporada complicada, con Kobe Bryant cada vez más castigado por las lesiones, la habitual incógnita de Andrew Bynum y un Pau Gasol mermado moralmente.

El general manager de Lakers, Mitch Kupchak, no ocultó en pretemporada su intención de traspasar al pívot español para lograr el fichaje de Chris Paul y el tiro le salió por la culata, ya que el base se fue a los Clippers, después de que la NBA paralizara su traspaso, y Gasol se quedó sabiendo que querían despedirle. En cualquier caso, la fortaleza mental es el principal activo del catalán, que ya ha reafirmado su intención de levantar a la franquicia.

Idéntico ánimo de revancha impulsa a los San Antonio Spurs de Tony Parker, Manu Ginóbili y Tim Duncan. Tras conquistar cómodamente el Oeste en la liga regular con una marca de 61-21, los pupilos de Gregg Popovich, lastrados por su veteranía, se quedaron sin ‘gasolina’ en los ‘play-offs’ y sucumbieron en primera ronda ante la gran sorpresa del año, Memphis Grizzlies.

La franquicia del río Mississippi tiene mimbres para consolidar su salto de calidad de la mano de la temible pareja interior que integran  Zach Randolph y Marc Gasol. El español, la pieza más codiciada entre los agentes libres, firmó un suculento contrato y se encuentra ante el momento clave de su carrera en la NBA, sintiéndose importante en una plantilla hambrienta y potencialmente ganadora.

El verdugo de Memphis, Oklahoma City Thunder, es el otro ‘gallito’ prometedor del Oeste. Tras alcanzar la final de Conferencia el pasado curso, Kevin Durant, nombrado mejor jugador en el último Mundial, lidera una plantilla joven y exuberante en la que destacan la explosividad de Russell Westbrook y el poderío bajo los aros del español Serge Ibaka.

Lebron James sigue persiguiendo su sueño

En la Conferencia Este, la despampanante suma de talento que logró reunir la temporada pasada Miami Heat tendrá su segunda oportunidad. La cabeza visible del proyecto sigue siendo Lebron James, dos veces ‘MVP’ de la NBA, que inicia su novena temporada con la misma fijación entre ceja y ceja: el anillo.

El equipo de Florida logró alcanzar las Finales el año pasado y quedar a dos escalones de la gloria, pero con la eliminatoria empatada (2-2) los Mavericks lograron imponer su mejor juego en equipo. Buena nota habrá tomado Lebron al igual que Dwayne Wade y Cris Bosh, los otros integrantes del grandilocuente ‘Big Three’ de un equipo que acaba de renovar a su joven técnico, Erik Spoelstra.

Pero para llegar a la batalla final por el título, Miami tendrá que reinar en su propia Conferencia, donde el curso pasado asombraron los Chicago Bulls, logrando la mejor marca en la liga regular de los treinta equipos NBA y el ‘MVP’ para Derrick Rose.

El base, recién renovado por cinco temporadas, logró explotar todas las cualidades que se le presuponían, pero el equipo de la ‘Ciudad del viento’ se derrumbó en la final de Conferencia frente a Miami (4-1). Secundarios de lujo como Carlos Boozer, Joakim Noah o Luol Deng deberán elevar sus prestaciones para ayudar a su líder en los momentos decisivos.

La edad no será impedimento para que los ‘orgullosos’ Celtics vuelvan a perseguir el triunfo. Ray Allen, Kevin Garnett, Paul Pierce y Jermaine O’Neal acumulan en total 59 temporadas de experiencia en la liga más exigente del mundo y, a falta de frescura, la experiencia será el arma para tratar de llevar el decimoctavo anillo a Boston.

Además, en el Este también habrá que tener en cuenta a los New York Knicks, que han formado un gran equipo en torno a Carmelo Anthony, llegado a mediados de la 2010-11. Una de las grandes estrellas sin anillo espera solucionar esta carencia rodeado por el talento de Amare Stoudemire, Tyson Chandler, Baron Davis o Mike Bibby.

Estrella Digital/EP

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -