sábado 12/6/21
JORGE LORENZO

"Los pilotos deben tener cabeza y no llegar tan calientes para no ser imprudentes"

El campeón del mundo de MotoGP no está obsesionado con la renovación y sigue creyendo que Rossi se ha beneficiado de su trabajo en Yamaha 

jorge
Jorge Lorenzo y su 'herramienta' de trabajo.

De bien nacido es ser agradecido y Jorge Lorenzo, campeón del mundo de MotoGP en 2015, lo ha entendido al formar parte de la presentación del canal motero de Movistar +, el mismo que estrenó este jueves por la noche el documental que le han hecho sobre su vida (se emite en #0 este sábado) y en el que hasta van a hacerle un Informe Robinson. 

'Jorge Lorenzo, Guerrero' es el título de ese documental que ha dirigido Eugenio de Haro a modo de homenaje por su tercer título en la categoría reina y que, según él mismo, "refleja muy bien todos los momentos que vivimos en cada circuito". 

El mallorquín tampoco tiene problema alguno en valorar el esfuerzo que lleva a cabo la plataforma con su profesión porque "es un canal muy profesional y es un privilegio muy grande tener un canal las 24 horas del día hablando de motos". 

Claro que, más contento si cabe, se muestra con el Informe Robinson que protagonizará en breve en #0, porque "que te hagan un programa de este tipo te da caché, es algo que muchos deportistas sueñan con tener". Además, festejó el haber descubierto con él a un nuevo Michael Robinson: "Es una persona muy humana, tranquila y muy distinta a la imagen de seriedad que da en televisión", aseguró.

Mayor igualdad

En cuanto a la temporada que se avecina, Lorenzo lamentó que "ahora mismo tenemos la suerte o la desgracia de llevar muy pocos entrenamientos", y aseguró que el de las motos "es un deporte extraño, porque en el resto normalmente uno entrena con sus herramientas de trabajo y aquí estamos muy limitados, no podemos poner la moto a punto".

No habla de favoritos, porque cree que "con la centralita única se ha igualado mucho todo", pero, como la mayoría de los expertos, no piensa que vaya a cambiar mucho el panorama, "supongo que los del año pasado estarán delante otra vez".

Lo que sí tiene claro es que lo de la temporada pasada, los casos como la 'pelea' sobre la moto de Márquez y Rossi, no se repetirán y dice que "lo único que espero es que prevalezca la seguridad de los pilotos". 

Lorenzo considera que "todos los pilotos debemos tener cabeza, no llegar tan calientes para no ser imprudentes", y señala que "hay que ser más fríos, y tanto Rossi como Márquez son más experimentados y no creo que vaya a ir nadie a provocar lesiones". 

El mallorquín también se mantiene, como manifestó la temporada anterior, en que los datos que ha aportado su equipo en Yamaha le han ayudado mucho a Valentino, "es mi punto de vista y mantengo que desde 2013, cuando volvió a la escudería, él tenía una base para mejorar con lo que se encontró".

Pese a todo, restó importancia a ese detalle y señaló que tampoco es algo malo para nadie: "Es positivo porque al final los dos podemos evolucionar la moto y a lo mejor un día él me ayuda a la larga, aunque ahora le haya beneficiado". 

Su paz interna y su felicidad es tal que ni tan siquiera ve un problema el tema de la renovación, "no es una obsesión y la lógica es que se renueve a mitad del año", señala. En este apartado puntualiza que "la idea de adelantarla es para que el piloto esté tranquilo, pero en los últimos cuatro o cinco años  la he hecho a mitad de temporada y no ha ido mal".

A modo de despedida, Jorge Lorenzo sólo pide una cosa: "Después de mi primer título de Moto GP, en 2010, estuve un año sin título, y en 2012, con mi segundo Mundial otros dos, así que espero que ahora, con el tercero, no sean tres. Vamos a intentar que la espera no sea tan larga".

Comentarios