domingo 08.12.2019
Según Amaia

"Lo de Eurovisión lo celebramos cada uno en nuestra camita"

Tanto ella como Alfred no saben si habrá beso también en el Festival, "no lo planeamos, será lo que surja"

Alfred y Amaia, en una rueda de prensa este martes en Barcelona.
Alfred y Amaia, en una rueda de prensa este martes en Barcelona.

Eran los favoritos y no arruinaron a las casas de apuestas. Otra cosa será el 12 de mayo en Lisboa ya que Alfred, a diferencia de los representantes españoles en años precedentes, no promete ganar porque "el puesto es súper relativo, lo importante es hacer una buena actuación".

De momento, tanto él como Amaia están en una nube y quizás por ello se sorprendieron con la cantidad de fotógrafos que les recibieron este lunes en el plató 5 de Sant Cugat. "Parece mi foto-anuario", dijo para sí con su habitual naturalidad.

TVE presentó por todo lo alto a sus dos representantes en Eurovisión, incluso con catering para la Prensa, algo inusual en esa casa, aunque el "ni nos lo creemos", que afirmó Amaia, no era por ese motivo sino por haber sido una de los dos elegidos.

Ni ella ni Alfred saben por supuesto aún cómo será su puesta en escena en la capital portuguesa pero ella sí espera "que sea con el mismo encanto que en la gala del pasado lunes". Por no tener claro ni siquiera saben si culminarán su actuación con un beso similar al que se dieron entonces en la segunda de sus tres intervenciones, la que les dio el triunfo, "eso no se puede planear, surge".

La navarra indicó que "ganar en la gala de Eurovisión fue "un momento increíble, pero ahora también supone una responsabilidad increíble el representar a tu país". Ese primer momento lo vivieron de manera muy distinta los dos ganadores ya que mientras Alfred desveló que "entre los que quedamos nos ayudamos siempre, después de cada gala, para normalizarlo todo, y eso fue lo que hicimos esta vez, junto a un poco de comida", Amaia puntualizó que "lo celebramos cada uno en su camita, contando las horas que íbamos a dormir".

Amaia_Alfred_2

La cantante incluso echó la vista atrás para narrar cómo conoció a su compañero, "me acuerdo de él con un trombón en el casting y pensé 'a ver cómo toca', y luego en un hospital, donde iba preguntado a todo el mundo qué canciones iban a cantar y cuando me preguntó la última pensé 'ya tengo un amigo".

Algo así le hubiera gustado a Alfred que fuera el ganador del último ganador de Eurovisión, Salvador Sobral, ya que comentó que, respecto a este Festival, "mi mayor ilusión era conocerlo, porque él ha hecho que se mire de otra manera las canciones que van al certamen".

De cara al mismo, Amaia confesó que "lo que más miedo me da es hablar en inglés en las comparecencias que tengamos durante la gira de promoción, por lo que a ver si nos dan unas clases". Quizás por ello reconoció que "aunque la canción que defendí en solitario era también increíble, me daba miedo ir sola a Eurovisión, prefiero ir con Alfred".

Precisamente sobre la canción seleccionada, para Alfred lo mejor es que es "una balada, un género universal, y retrata fenomenalmente nuestros 'best-moments'". Su compañera fue más allá y subrayó que "es una canción para todas las relaciones en general".

En este sentido, Ana María Bordas, responsable de Proyectos Internacionales de RTVE, aclaró que la casa había recibido más de 200 canciones y que este año se había optado porque las elegidas para esa gala del pasado lunes fueran todas en castellano, "aunque también tuvimos algunas en inglés que podían ser adaptadas".

De una manera similar justificó el haber apostado este año por llevar a un representante que saliera de Operación Triunfo, como en la recordada primera edición, "ha sido porque nos apetecía la idea de darle la opción a un formato que es una de las estrellas de la casa, que ayuda a descubrir nuevos talentos, que es para toda la familia y que, además, tiene audiencia".

Comentarios