martes 29/9/20
Peso pesado

Un colaborador de Sálvame deja el programa para siempre

Después de siete años formando parte del espacio se despidió de sus compañeros por teléfono

Raquel Bollo, en uno de sus múltiples enfrentamientos en Sálvame.
Raquel Bollo, en uno de sus múltiples enfrentamientos en Sálvame.

En Sálvame realmente no se aburren. Cuando no se chivan de secretos de sus propios compañeros, se habla de bodas secretas y cuando ya no queda nada que tratar resulta que uno de los colaboradores anuncia que se marcha para siempre del espacio. Eso sí, para que el 'show' no pare, lo hace por teléfono y a lágrima viva.

Eso es lo que ha hecho Raquel Bollo, que hasta les pidió perdón a sus 'compis del alma', con los que ha compartido muchas tardes en los últimos años. Previamente, la presentadora, en esta ocasión Carlota Corredera, ya había anunciado que tenía dos 'bombas' que soltar. La otra también tenía que ver con Raquel, que afirmó que había ganado su último juicio contra Chiquetete, su exmarido, que la había demandado por difamación y calumnias por confesar en el ‘Deluxe' que él e había provocado un aborto tras una paliza. El cantante tendrá además que pagar los 140.000 euros por las costas del juicio.

Soltada esa priimera 'bomba' fue cuando la presentadora le preguntó directamente si era cierto que dejaba el espacio y cuando ésta rompió a llorar como una magdalena, hasta el punto que hubo que irse a una pausa publicitaria, supuestamente para que se recuperara. 

Después de los anuncios Raquel Bollo lo confirmó por fin, "ha sido una decisión muy meditada y creo que ahora era el momento de hacerlo", y aclaró que "ganase o perdiese la sentencia lo iba a hacer", así como que "necesito poner distancia de todo esto".

A modo de justificación relató que "me da mucha pena en este momento pero lo necesito, necesito ponerme fuerte ahora mismo. Sobre todo necesito no tener que dar explicaciones, y sé que estando ahí las voy a tener que dar". Esta vez, con esas palabras, la que empezó a llorar fue MIla Ximénez, que le indicó que "a veces no me he portado muy bien contigo. Si esto te sirve para ser más libre, yo me alegro de tu decisión. Te vas por la puerta grande".

Eso sí, como ahí siempre hay alguien que guarda el secreto, esta vez fue Raquel Bollo la que confesó que Belén Esteban sí lo sabía, y que las dos habían llorado mucho juntas.

A la ya ex de Sálvame el programa le ha proporcionado tanto dinero como disgusto con algunas personas afines a ella, como su ‘amiga del alma', Isabel Pantoja, por contar en televisión lo que ocurría en Cantora. También ha discutido con otrora amigas como Las Melli y, por supuesto, con la ex novia de su hijo, Aguasantas.

Por el contrario, el tener que aguantar todas esas discusiones le ha reportado buenos beneficios económicos, en épocas de vacas flacas para ella. Ahora no sólo le queda lo ganado sino también una tienda, aunque es de suponer que esta no le aporte tanto dinero como el programa de Telecinco, cadena de la que se despedirá oficialmente este viernes, en el Deluxe (su último ingreso).

Comentarios